Publicidad

Crece el presentismo laboral

presentismo

Cuando se habla del mercado laboral hay términos más utilizados que otros, como horas perdidas por huelgas, absentismo laboral, la famosa tasa de paro, los parados de larga duración y demás. Un término que se está empezando a notar es el del presentismo laboral, conforme muchos trabajadores ven peligrar su puesto laboral. Los últimos datos del paro de Octubre pasado indican que se incrementó en 68.213 personas, de la mano de esto aumenta el presentismo laboral, que hace que muchos dejen de lado el estrés o el mobbing que puedan sufrir e incluso trabajen un par de horas más por sobre su horario laboral.

Ante esto se ha ido reduciendo el denominado absentismo injustificado o ausencia injustificada en detrimento del presentismo, Randstad ha elaborado un informe a partir de una encuesta a base de la respuesta de más de 1.000 trabajadores españoles.

Dicha encuesta refleja que el 45,8% de los que han respondido han señalado que cuentan con compañeros que deciden quedarse después del horario normal de trabajo, ante el temor de estos de engrosar la filas del paro.

Con esta nueva figura, también se intenta delinear un posible perfil de los trabajadores que se vuelcan por el presentismo laboral, el mismo indica que correspondería a un hombre, por debajo de los 25 años y cuentan con estudios básicos. En realidad este perfil reúne a aquellos que redujeron el absentismo injustificado, y de los que más ha golpeado el paro, por lo que el miedo que sienten de perder su empleo estaría ciertamente justificado.

Contrario a lo que se cree el presentismo no genera ni incrementa la productividad, ya que el objetivo principal de este tipo de trabajadores es el hacerse notar.

Un dato que puede reflejar que esta iniciativa no incrementa la productividad es el dato que señala la baja productividad que existe en el mercado español.

Es raro que lo que debería ser normal se transforme en algo a destacar, el ausentismo y ausentismo injustificado tal vez haya crecido más de lo esperado, en parte por la normas de protección laboral, de la que muchos suelen abusarse. Al parecer algunos en momentos en que temen perder su puesto de trabajo y su salario, recuerdan que deben ir todos los días laborales a trabajar.

Imagen: empleo-colombia

Publicidad