Publicidad
Publicidad
Publicidad

Coste de la dación en pago

El coste de la dación en pago para la banca podría ser de 4.000 millones de euros, ante este alto coste es que la patronal de los bancos (AEB) no ve con buenos ojos la entrega de la vivienda para saldar la deuda de los hipotecarios o la dación en pago.

En caso de aplicarse retroactivamente, la mora del sector sería entre el 3,5% y el 8%, y se necesitaría capital por unos 4.100 millones, y se generaría unas pérdidas por 4.000 millones además de la adjudicación de 400.000 viviendas más en balance a cálculos de la propia banca española.

La patronal bancaria muestra estos números para otra cara de la moneda y de la situación y para que los ciudadanos españoles tengan un pleno conocimiento de como resultaría.

Se han dado unos 293.000 embargos en España que comenzaron junto a la crisis es por lo que se está tratando estas medidas que tratan sobre la hipoteca.

Con la dación en pago, se generaría serias consecuencias en el sector financiero español y la economía en general algo que según la banca los que impulsan medidas a favor de los hipotecados no ven.

La consultora Oliver Wyman se ha encargado de hacer un estudio, en el que informa que el eliminar la responsabilidad del deudor hipotecario no sería nada bueno para las entidades financieras ni para el deudor hipotecario.

Además si se aplicara la norma ahora o retroactivamente sería peor, la morosidad hipotecaria, que es del 2,4%, llegaría ser de más del 3% en solo 12 meses, y del 8% de ser retroactiva la norma.

Si no se le obligara al deudor a pagar la hipoteca con el total de sus bienes actuales o los que llegue a tener, el incentivo que existe y que sirve para seguir pagando y esquivar una ejecución judicial es bajo.

De manera que el impago lograría ser mayor entre los que tienen una baja capacidad de pago y para los que obtienen crédito mayor al 80% del valor de su vivienda.

Algo para reveer es que el estudio informa sobre el potencial peligro de los denominados clientes oportunistas, vistos como los que decidirían entregar su vivienda en dación pero si el valor decae quedando debajo del valor del préstamo que fue concedido al mismo.

Una de las conclusiones es que al subir la morosidad, habría más inmuebles en balance. Las cajas y bancos quedarían en una peor situación, y desde el Gobierno se seguirá buscando nuevas propuestas hipotecarias.

Imagen: dacionenpago.wordpress

Publicidad