Publicidad

Cospedal ¿pedirá recate para Castilla La Mancha?

España es un país de deudas y mar de dudas entre ellas están cuales serán las Comunidades Autónomas que saldrán a pedir su rescate, algunas ya dieron su certeza, y otras como Castilla La Mancha comandada por su presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal tiene que decidir si Castilla La Mancha finalmente es otra de las que acude al fondo de liquidez y pide rescate.

Según Cospedal, casi que no habría drama si efectivamente Castilla La Mancha debe tener que recurrir al nuevo fondo de liquidez y de la que ya se han anotado algunas por lo que no sería raro que deba hacerlo si la situación lo amerita, esta es una postura que deja ver que no hay una posición dura contra el tener que pedir rescate al menos en esta comunidad.

Podemos dividir en tres posiciones el pensamiento de los diferentes gobiernos autonómicos; están los que salieron corriendo a pedir primero rescate como si hubiera premio, por otro lado los que como Castilla La Mancha no niegan que puedan hacerlo y por otro los que niegan toda necesidad del mismo.

La postura de Cospedal es que de efectivamente terminar recurriendo al fondo de liquidez autonómico (FLA) con el objetivo de afrontar vencimientos que se le vienen encima por préstamos bancarios que fueron solicitados pero de parte del anterior Ejecutivo, del PSOE algo así como hacerse cargo de las deudas de otros que es lo que pasa cuando se asume como nuevo gobierno.

Cospedal debe ser de las pocas que le ven el lado positivo a tener que pedir este rescate,aunque el tener que hacerlo de por sí es algo que no señala una buena situación para tener que recurrir a un fondo por no contar con recursos propios.

Vale recordar que, Castilla La Mancha anteriormente también se anotó en en el fondo de liquidez del Gobierno y especial para el pago a proveedores, que le prestó a Castilla-La Mancha 2.918 millones de euros, hasta ahora fue la segunda autonomía con más fondos del ICO para el pago a proveedores, cuantía que fue volcada en la economía de Castilla-La Mancha, permitiendo el pago de deudas del anterior gobierno debiendo pagarle las facturas a los empresarios y autónomos locales lo que les permitió salir al paso del aprieto de teenr deudas y mejorar la posición de los proveedores y autónomos que con ese dinero pudieron también salir de diversas deudas. En ese caso se trata de pedir dinero para liquidar deudas con bancos aunque tal vez a algunos no lo vean por el lado de los intereses a devolver.

Lo real son los números que debe la Junta de Castilla-La Mancha, su deuda asumida se trata de pagar los vencimientos de los créditos y no le alcanzaría con haber refinanciado parte de dicha deuda con las entidades financieras, ya que la herencia del anterior gobierno fue el de haber solicitado un alto préstamo sin pagar, un regalito para Cospedal que debe asumir ahora.

Imagen: http://www.pporihuela.es

Publicidad