Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Cómo puedes mejorar tu “cash-flow”?

Cuando decidimos invertir nuestros ahorros o nuestro dinero, lo primero en lo que pensamos es qué productos son los que más nos conviene, y a partir de ahí, seleccionamos un broker online, o incluso decidimos moverlo nosotros mismos, según nos salga más o menos económico. Pero sin duda, algo en lo que hay que pensar es en cómo están nuestras finanzas personales. Para poder llevar bien nuestras inversiones, tenemos que llevar bien el control de ingresos y gastos.

Y para llevar bien este control, es importante tener un equilibrio en el “cash-flow”. Como sabemos, el “cash-flow” es el flujo de efectivo, y lo más común es aplicarlo a la empresa, siendo esto las entradas y salidas de efectivo. Pero, mirado desde otro punto de vista, también es posible adaptarlo a las economías domesticas.

Familias_Presupuesto

Es decir incluiríamos los gastos e ingresos de nuestras cuentas bancarias, los movimientos que tenemos al mes en la forma más líquida, el efectivo. Por lo que no incluiríamos como es lógico, las inversiones, entre otras cosas.  A continuación, te damos algunos consejos para tener un “cash -flow” adecuado y sin sobresaltos.

 

Se realista con tus previsiones de flujo de efectivo

A menudo, pensamos en futuros ingresos y solemos inflar el futuro efectivo del que vamos a disponer. Además de olvidar gastos imprevistos, y algunos desembolsos importantes. Esto es necesario revisarlo de forma mensual, y tener claro el dinero que entra. Mejor quedarse corto, que pasarse.

Ten en cuenta, que este paso será de vital importancia, en caso de tener un desembolso, y poder hacer frente a el, sin necesidad de tener que acudir al banco a por un préstamos. La previsión es el primer paso hacia una estabilidad financiera.

 

Pide ayuda a los expertos

Es habitual que, no tengamos mucho tiempo de revisar nuestras finanzas, y elijamos destinar nuestro tiempo libre a otras tareas que consideramos mas importantes. Otro caso puede ser, la dificultad a la hora de manejar finanzas. Desde que somos pequeños, es importante aprender a manejarnos con el dinero en efectivo, por lo que si de por sí, somos personas caóticas, que gastamos de más, y que no ahorramos nada, quizás lo más conveniente sea recurrir a un experto en la materia.

Hay personas, que realizan un plan concreto, para la situación de cada uno, en el que incluyan de forma realista los ingresos, gastos, futuros pagos, impuestos, etc.

 

Paga tus deudas, y no las aumentes

A la hora de equilibrar nuestras finanzas, lo más importante es mantener al día nuestros préstamos, y pagarlos cuanto antes, en la medida en lo que se pueda. Esto nos llevará a poder disponer de todos nuestros ingresos en un futuro. Además si dejamos de pagarlo, los intereses aumentarán esta deuda, por lo que entraremos en un bucle del que cada vez será más difícil salir. Si tenemos que pedir prestado, hacerlo siempre con condiciones adaptadas a nosotros, y que podamos cumplir.

 

Unidad en todas las decisiones

La unidad familiar es un tema complejo, y más en temas de dinero. Si hay una o varias cuentas comunes, y los gastos se pagan conjuntamente, lo mejor es hacer dos estrategias diferentes, en las que no se mezclen la situación personal con la común. Esto nos evitará más de un problema a final de mes, ya que cada uno tiene un enfoque diferente.

Lo más adecuado es llegar a un punto en común de cómo organizar las cuentas, cuando gastar al mes en esto o aquello, y cuanto destinar de ingresos a todo lo común.

Cuanto antes empecemos con estos pequeños pasos, antes tendremos controladas nuestras finanzas y nuestro “casa-flow”.  ¿Aún no tienes un plan personal para equilibrar tus finanzas? ¡No esperes más!

Quizás te interesa:

 

 

Publicidad