Publicidad

Claves de los planes de pensiones para no equivocarte en la contratación

Contratar un plan de pensiones no es algo para tomarse a la ligera ya que tiene que ver con nuestro poder adquisitivo en la jubilación. Estas son varias claves que debes conocer sobre los planes de pensiones para no equivocarte al contratar uno.

CLAVES PLANES DE PENSIONES

Los planes de pensiones son desde luego una buena herramienta de ahorro para el futuro. Bien elegidos pueden ayudarte mucho a la hora de apoyar tu poder adquisitivo durante la jubilación. Del mismo modo, mal elegidos, pueden llegar a suponer un problema para tus finanzas personales. Es importante, para evitar esto último, tener en cuenta estas reglas fundamentales que debes revisar antes y después de la contratación del plan de pensiones.

Por supuesto hay más cosas a tener en cuenta, pero estas cinco, como verás, resultan básicas y si valoras su importancia estarás en línea con una buena contratación del plan de pensiones

La liquidez

Podríamos haber puesto esto en otro lugar sin embargo parece importante recordarlo desde el principio. Los planes de pensiones no van a ser un producto que nos va a permitir la entrada y salida de dinero. De hecho lo normal sería no poder tocar nada de las aportaciones al menos antes de 10 años, salvo algunas circunstancias excepcionales como el paro de larga duración, la invalidez o el fallecimiento.

Por tanto no pienses en un producto en el que te vas a poder apoyar si necesitas disponible en los próximos años, para eso existen otros productos de ahorro con más liquidez

Un plan adecuado a tus intereses

Otra cosa básica a la que no prestamos muchas veces la atención que se merece. Contratar un plan de pensiones por su asociación a la contratación de otros productos (hipotecas fundamentalmente) no tiene por qué ser una buena idea, de hecho puede ser una muy mala idea. La entidad nos va a ofrecer aquellos productos que le aportan mayores beneficios generalmente, estos, sin ser necesariamente malos para nuestro bolsillo, tampoco tienen por qué ser los más adecuados.

Elige bien el producto, piénsalo bien. Estás ante un producto financiero que te va a acompañar durante muchos años y en el que vas a tener que realizar movimientos en función de la evolución de tu perfil ahorrador: más atrevido y agresivo al principio, más conservador al final.

planes de pensiones

Controla las aportaciones

Esta es desde luego otra cuestión relevante. Efectivamente los planes de pensiones te van a permitir la reducción de la base imponible del IRPF por el capital aportado es decir, te van a permitir pagar menos impuestos y por tanto son beneficiosos fiscalmente. Sin embargo, invertir mucho más de lo que puedas deducir no tiene por qué ser necesariamente una buena elección: recuerda que puedes utilizar este sobrante para apostar por otros productos de ahorro a futuro.

Ser flexible y dinámico

En muchas ocasiones habrás escuchado, hablando sobre inversiones, que la diversificación es muy importante. Tienes que saber que esto también es aplicable a los planes de pensiones. Además de la posibilidad, muy presente hoy en día, de movilizar de manera rápida los planes de un modelo de inversión a otro, también tienes la posibilidad de apostar por diferentes tipos de inversión desde una única cartera de planes. Se dinámico, apuesta por mantenerte informado la evolución de tu producto y no temas movilizarlo cuando sea necesario, realmente que sea una cartera a largo plazo no significa que debamos olvidarnos de ella, al contrario debiéramos cuidarla más si cabe.

Contempla otros tipos de ahorro

Por lo que significan, por la apuesta al futuro que representan y los beneficios fiscales que aportan, sin duda los planes de pensiones son una gran herramienta (y así lo asumimos contratándolos cada vez más) pero, cometeríamos un grave error si centráramos todo nuestro futuro solo en estos productos.

Buscar otras opciones que complementen nuestros planes es una gran idea, productos por ejemplo que aporten liquidez como los fondos de inversión, productos más inmediatos como las cuentas remuneradas que también pueden mantener las garantías con liquidez, en definitiva otros productos, algunos con más riesgo otros con menos, que pueden servir como decimos para complementar ese ahorro para la jubilación que representan los planes de pensiones.

Publicidad