Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Ayuda la coordinación?

La canciller alemana, Angela Merkel, reafirmó su compromiso con la Unión Europea el día viernes con un proyecto de pacto fiscal, diciendo que “no hay otro camino” para resolver la profunda crisis de la deuda europea. Sin embargo, aún se requerirá mucho tiempo antes de que Europa esté realmente fuera de peligro.

La crisis de la deuda europea no va a terminar dentro de poco, y por ello se debe trabajar en cambiar el Tratado si queremos evitar una división entre el euro y los países de la zona.

Los líderes europeos han sido objeto de críticas por no haber actuado con la suficiente rapidez para hacer frente a la crisis de la deuda, que ha amenazado con desmantelar la eurozona.

Merkel describió esto como una “crisis de confianza”, diciendo que “la política ha fracasado”.

Alemania es el país con la economía más grande y fuerte en Europa. Sin embargo, una decepcionante subasta de bonos soberanos la semana pasada mostró preocupación por la profundidad del contagio que pueda tener esta crisis, en particular porque los bonos alemanes se consideran el estándar de oro de estabilidad.

Sin embargo, las subastas de esta semana han sido mejores, y el viernes, el rendimiento de los bonos alemanes a 10 años se negociaba a 2,19%. Por su parte, el rendimiento del bono italiano a 10 años se mostrabaja aún más lejos de la zona de peligro del 7% , bajando a 6,54%.

El tema está en que los bonos italianos han cruzado repetidas veces el nivel de 7% en el último par de semanas, provocando temores de que la tercera economía de la zona euro puede ser encabezada por un rescate.

La marca de un 7% no acciona automáticamente un plan de rescate, pero pone en marcha las señales de advertencia, ya que es el nivel cruzado por Irlanda, Portugal y Grecia antes de que fueran finalmente rescatados por sus vecinos.

Los líderes de la eurozona y otras naciones han intensificado los esfuerzos para conseguir tener la crisis de la deuda bajo control.

El día miércoles, la Reserva Federal, junto con el BCE y los bancos centrales de Inglaterra, Japón, Suiza y Canadá, llevaron a cabo una acción para que sea más barato para los bancos de todo el mundo pedir prestado dólares a los Estados Unidos. Sin embargo, lo repito infinidad de veces que pero el problema no tienen que ser los mercados, que en última instancia son unos pocos especuladores que dominan el mundo financiero, pero no es el soberano en cada país, y por eso deberíamos preocuparnos más por la inflación interanual de la zona euro que creció 3% este mes, o peor aún, el paro en la Unión Europea (UE) que subió una décima en octubre por segundo mes consecutivo, y se colocó en 9.8%. Entonces, en toda Europa hay 23.554 millones de personas que carecían de empleo en octubre, de los cuales 16 millones 294 millones se encontraban en la unión monetaria.

Marc Chandler, estratega global de Brown Brothers Harriman, dijo que una mayor coordinación entre los líderes de la eurozona es fundamental, teniendo en cuenta que hasta el momento, los responsables políticos han dado pasos pequeños, en gran medida ineficaces, que hacen muy poco para cosechar la confianza del mercado.

A pesar del largo camino por delante, el euro ha demostrado ser exitoso. Es estable. Esto dijo Merkel, a lo que respondería que no me parece un éxito tener una moneda común cuando sus países están con altas tasas de paro y estancamiento, similar a la estanflación. En sí, la coordinación será buena, pero nunca si lo que buscamos es darle el dinero al banco.

Publicidad