Publicidad

Adiós a las tarjetas de crédito de las instituciones

Una de las medidas que puede conocerse de parte del nuevo Gobierno español de Mariano Rajoy es la eliminación de las tarjetas de crédito de todas las instituciones, según se ha sabido el PP impulsaría eliminar las tarjetas de crédito de todas las instituciones que incluye a Ayuntamientos, contando a las diputaciones, instituciones autonómicas y Gobierno central siendo una medida más de ajuste y de frenar un exceso del gasto.

La propuesta viene de boca del presidente del PP-A, Javier Arenas, de eliminar las tarjetas de crédito y con ello el despilfarro que se realizan con ellas, ejemplos sobran como la acusación sobre el exalcalde de Valverde del Camino (Huelva), Miguel Ángel Domínguez (PSOE), que habría pagado mediante tarjeta de crédito del Ayuntamiento nada menos que servicios provenientes de un prostíbulo no es el menor de los casos y el único partido por cierto. Lo peor de estas prácticas son que empeoran los números rojos de los Ayuntamientos y el vaciamiento de sus arcas.

El uso de estos medios o de sacar de la caja chica es práctica común e histórica pero ahora haca más daño que nunca y si lo que la practican no dan cuenta nunca es hora de que lo hagan por la fuerza ya que en las deudas que generan meten a todo su pueblo y el dinero es de los contribuyentes.

La propuesta es tajante ni una sola tarjeta de crédito más para nadie en las instituciones, por lo que el dirigente responsable deberá pagar de alguna manera así como con su tarjeta de crédito personal y que luego de justificar el gasto le sea reintegrado el mismo.

Panorama de los Ayuntamientos:

Para tener una real dimensión de lo que pasa con la deuda de Ayuntamientos y entidades locales, sus deuda crecieron en un 2,4% durante 2010 y no hay que aclarar que este 2011 que se va ha sido más duro todavía la deuda creció mucho más.

Unos 377 municipios en 2010 debían más de 1.000€ por cada uno de sus ciudadanos, uno de los buenos ejemplos ha sido que Madrid redujo su deuda hasta un 4,7%, y 6.453 millones de euros.

Mientras que, la deuda viva de Barcelona se disparó pasando de 753 millones de euros a 1.202 millones de euros.

Así los Ayuntamientos registraron una deuda financiera de media por 613€ por cada habitante a fines del año pasado. Aunque se registraron notorias diferencias entre algunas ciudades, un tercio, 3.077, no habían registrado deuda alguna, y 377 municipios más de 1.000€ por ciudadano de media.

Por el lado de las entidades locales es decir Ayuntamientos, diputaciones provinciales, cabildos y consejos insulares, y demás registraban deuda por 35.443 millones de euros el año pasado, es decir un 3,3% del Producto Interior Bruto (PIB) de España. De los que 28.851 millones de euros eran deuda de los Ayuntamientos.

Mientras que la deuda de entidades locales subió hasta el 2,4% en 2009 debían 34.595 millones de euros.

Al ver las deudas por Comunidades Autónomas, Madrid era la más endeudada por municipios más endeudados los de Madrid, 7.726 millones de euros; le siguieron Cataluña, con 5.135 millones; y Andalucía, 4.527 millones de euros.

En cuanto a la deuda del Ayuntamiento de Madrid se redujo en un 4,7%, en 6.453 millones de euros, un 22,7% del total del endeudamiento de los 8.116 consistorios.

La segunda ciudad más endeudada era Barcelona creció su deuda en un 59%, pasando de 753 millones a 1.202 millones de euros y tercera Valencia, 890 millones de euros, un 6,7% más. Detrás se ubicaron: Zaragoza, con 748 millones (0,3% menos); Málaga, 743 millones; (3,3% más) y Sevilla, con 454 millones de euros, un 13% menos. El de Bilbao, mínimo, se elevó de 3,1 a 3,9 millones de euros.

Publicidad