Publicidad
Publicidad
Publicidad

Rajoy: 100 días de reformas, recortes y ajustes

Los primeros 100 días de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno español cumple 100 días de gobierno en España lo celebra con los Presupuestos Generales 2012 y las conclusiones pueden ser más de lo mismo es decir recortes y ajustes y mentiras sobre sus promesas electorales. Mientras desde dentro de España y fuera de ella y que se ve reflejado en las Bolsas y los mercados se nota los rumores, opiniones negativas y preocupaciones sobre la economía española.

Va creciendo la zozobra sobre un default futuro podría darse solo si con el tiempo las medidas que se están tomando como la reforma laboral no logra ni los mínimos objetivos ahí entrará a preocuparse en grande por el efecto contagio en especial Alemania y Francia, ya que Italia primer debe preocuparse por su crisis.

Rajoy en sus primeros 100 días no tiene y no tendrá tregua ante el déficit de las cuenta fiscales, la galopante tasa de paro, el déficit de las Comunidades Autónomas y todo ello unido a las crecientes protestas sociales como la de hace unos días en forma de huelga general por la reforma laboral de los trabajadores y sindicatos.

La imagen que da España aunque las últimas medidas del Gobierno en forma de recortes y ajustes sea alavada por algunos Estados miembros se le pide a Rajoy que apriete en su ajuste hasta el grado de la asfixia social y que prácticamente le saque agua a las piedras. Así y todo España no da gran confíanza en la propia la Unión Europea, debido a su aguda crisis y a la expectativa de que salga están Alemania, Francia, y hasta Italia y los demás Estados.

Por estos días Rajoy debe soportar que España sea comparado con Grecia en algunas formas ya que en lo general y estructural no hay forma de igualar a España con Grecia. Pero si por situaciones como una creciente ola de violencia social aunque la huelga general y demás protestas que se dieron en contra del ajuste no fueron lo violentas que podrían haber sido.

Muchos se empeñan en poner frente al espejo a Grecia y España y mostrar lo que sucedió con las centrales sindicales, la violencia social y la crisis económica de Grecia tal vez para que no se repita más que por un análisis comparativo.

España, se ve en serios aprietos por el alto desempleo el rojo de sus cuentas fiscales que por más cálculos y recortes y ajustes no cuadran desde ningún costado no desde el del Gobierno de Rajoy a esto se le suma su dificultad en la actividad productiva en sectores claves como los de la construcción y el turismo además de su constante reforma del sistema bancario español en busca de que sobrevivan solo las entidades más solventes y capaces.

Muchos medios vuelven a la carga de que España es devuelta el punto de la mira con que ve la crisis y que la tiene otra vez como economía favorita para seguir haciendo daño a escala con consecuencias catastróficas para la zona euro. Muestra de ello es el rendimiento de la Bolsa de Madrid y la disparada del riesgo país español que está en más de 350 puntos.

El plan B del fracaso de los recortes y ajustes es el de un rescate aunque este tal vez se lo disfrace de otro mecanismo será un plan de rescate si bien mayor que cualquier otro. Y no es rechazado por los analistas ni por Merkel o Sarkozy y por lo bajo tampoco por algunos en el Gobierno de Rajoy. Por ahora el plan A es el mayor ajuste en la democracia española, y que alcanza los 36.400 millones.

Las necesidades de España son en cientos de miles de millones de euros y pagar obligaciones y vencimientos que se le viene encima al Gobierno de Rajoy y que es mejor que en vez de seguir ajustando dónde no hay reconozca la imposibilidad y recurra a otras soluciones……

Ejemplos hay varios pero el compromiso de recibir un rescate implica más ajustes y medidas antipopulares que generan más revueltas sociales, el peor de los ejemplos es el de Grecia que va por el segundo rescate y no se descarta otro más, mientras que por el lado de los rescate de Portugal e Irlanda son los ejemplos que podrían tomarse para bien.

Las diferencias que se dan es que España se trata de una potencia industrial y aunque el Gobierno de Rajoy sea constitucionalmente electo basta con que siga este camino para que iguale en antipopularidad al anterior y al de Grecia que debió renunciar y ahora un gobierno de transición.

Imagen: http://hoyalcoy.blogspot.com.ar

Publicidad