Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Por qué nunca vas a ser rico?

Si yo fuera rico… ¿Quién no ha comenzado sus frases con esta expresión al hablar de realizar sus sueños?  Reconozcámoslo, muchos de nosotros lo hemos hecho, y en el fondo, eso es, un sueño, y de los más difíciles de lograr. Pero, ¿por qué nunca llegaremos a ser millonarios?

En primer lugar, nosotros mismos somos conscientes de que no lo seremos, de hecho, ni tan si quiera somos capaces de vislumbrar la senda por la que vendrá nuestra riqueza, a no ser que nos toque esa ansiada lotería, en la que apenas tenemos una posibilidad entre 14 millones de que nos toque, y eso, si todavía somos de los que destinamos algo de nuestro escaso dinero, a jugar al incierto azar. Máxima uno:  La mayoría de los españoles sabe que no se enriquecerá con su trabajo.

Los que trabajan mucho no se hacen ricos

La  jornada laboral nos impide ser emprendedores, y aquellos que cuentan con tiempo, no disponen del capital suficiente para poner en marcha sus ideas.  Si finalmente consigue materializarlas, las posibilidades de enriquecerse son bastante reducidas. Si optas por un negocio, debes saber que en épocas de crisis como la nuestra, el 80% de las empresas nuevas quiebran durante el primer año. Máxima dos: existen historias de éxito, pero ni somos Steve Jobs ni tenemos en nuestras manos un invento revolucionario.

No tenemos una formación financiera adecuada para gestionar nuestro dinero y sacar la máxima rentabilidad del mismo. No nos enseñan a manejar nuestro dinero y mucho menos a cómo ser ricos, y el común de los mortales hace un uso básico del mismo.  Invertir bien o mal, ahí está la clave. ¿Cuánta rentabilidad sacas anualmente por tus ahorros, y cuánto podrías sacar? Máxima tres: no se trata ni ser demasiado conservador en la toma de decisiones, ni demasiado impulsivo. Para ello, es necesario contar con el asesoramiento y conocimientos necesarios.

¿Sabes lo que son los ingresos pasivos?

Es una manera de ganar dinero sin trabajar, y para beneficiarte de los mismos, lo primero es saber qué son y cómo se logran. Máxima cuatro: Genera ingresos pasivos. La importancia del ahorro, para poder llevar una vida desahogada. Un consumismo excesivo ahora, a pesar de las apariencias, te aleja de ser rico en el futuro. Quienes reciben su sueldo y se lo gastan, se verán abocados a vivir sin grandes comodidades en el largo plazo. Máxima cinco: Cuánto antes empieces a ahorrar, mejor. Te recomendamos el siguiente artículo que te será muy útil para determinar cuándo y cómo debes ahorrar para la jubilación.

Tienes un plan u objetivo definido para llegar a ser rico.  Seguramente quieras ser rico, pero no hayas trazado la manera de lograrlo. Máxima seis: Dar respuesta a la siguiente pregunta: ¿Qué vas hacer tu, para ser millonario?

Valorar el dinero para que no se te escape entre los dedos. El nivel de vida que llevas determinará tu nivel de riqueza futura. Si dilapidas el dinero, en poco tiempo te verás sin un euro. Máximo siete: Puedes ganar mucho y también gastar mucho, así que lleva un nivel de vida acorde con el sentido común y tus posibilidades.

¿Qué significa ser rico para ti?

Si es vacaciones a todo trapo, coche de lujo y joyas , estas equivocado y no lo conseguirás. Máxima ocho: Ser rico es disfrutar de tu tiempo y de los placeres de la vida, valorar el dinero y no matarte para poder ganar ese dinero que te permita llegar a fin de mes.

El miedo y la comodidad nos impiden avanzar hacia la meta. Máxima nueve: Hay que arriesgarse, pero con sentido común.

No te dejes engañar por las ansias de ser rico. Ni vas a lograrlo clicando una anuncio por Internet,  ni vendiendo de puerta en puerta ese producto mágico que te dicen va a revolucionar el mercado. Tampoco invirtiendo en negocios piramidales o de dudosa legalidad. Máxima diez: no pierdas el tiempo, valora cada inversión que realices y sopesa si merece la pena el esfuerzo dedicado.

Si la suerte te ha permitido disponer de dinero o has recibido una gran suma de la lotería o una herencia, ojo, pues puedes acabar en bancarrota. Existen casos, en los que personas a las que les tocó la lotería acabaron en la bancarrota, el concreto, el 80% de los agraciados por la Lotería, se arruinaron antes de los ocho años. Máxima once: ganar la Lotería no te convierte automáticamente en  millonario, las decisiones que adoptes a partir de la misma, serán las que lo determinen.

Cómo ves, es complicado ser rico, y más aún, si no se tiene conocimiento suficiente sobre lo que implica o de cómo lograrlo, se trata de un objetivo complicado, a largo plazo y configurado de los pequeños detalles y decisiones diarias. Saber valorar que ser rico no es sólo riqueza material, sino la suma de otros factores determinantes como el tiempo libre, disfrutar de los tuyos y ser feliz.

Desde FinancialRed recomendamos la lectura relacionada de:

Publicidad