Publicidad
Publicidad
Publicidad

Las tarjetas bancarias rompen sus marcas anuales

El mercado de las tarjetas bancarias está batiendo sus propias marcas anuales, y se pronostica que cerrará 2007 en torno a los 74,8 millones de unidades, lo que supondría un crecimiento del 6,9% respecto al año anterior y podría superar los 80 millones de unidades en 2008, según un informe de DBK.

Estos números reflejan un movimiento de los consumidores hacia las compras con “plástico”, dejando a un lado el pago con dinero en efectivo para gastos menores. Las nuevas medidas de seguridad, las financiaciones y la natural tendencia mundial al abandono del dinero papel pronostica un 2008 con fuerte crecimiento para las tarjetas bancarias.

A raíz de estas nuevas conductas de los clientes, quienes han partido en primer lugar han sido las tarjetas de crédito que registran el comportamiento más dinámico, con un crecimiento previsto del 12%, y se pronostica que a corto y mediano plazo seguirán ganando cuota de mercado a las de débito.

Esto deja a las claras que las cinco emisoras mas importantes de tarjetas bancarias, La Caixa, BBVA, Banco Santander, Caja Madrid y Banco Popular, pronostican una ampliación mayor de este mercado para el 2008, y prevén superar sus números de 2006, que en forma conjunta superan el 40% del número total de tarjetas bancarias en circulación.

Las tarjetas privadas siguen en alza

En lo que se refiere a las tarjetas privadas, se estima un incremento medio anual del número de tarjetas en circulación ligeramente superior al 4% en 2007-2008, hasta alcanzar en este último año una cifra de alrededor de 28 millones de tarjetas.

El informe refleja que en los próximos años las entidades potenciarán el lanzamiento de nuevos productos, con el objetivo de aumentar el número y el valor de las operaciones realizadas, especialmente en el ámbito de las tarjetas ‘revolving’ y de marca compartida, potenciadas por la extensión de las redes de cajeros automáticos y de terminales en puntos de venta.

Financiera El Corte Inglés y Grupo Santander Consumer, entidades que en 2006 concentraron más del 45% del parque total, también vislumbran un buen 2008.

En 2006, el número de tarjetas de pago alcanzó los 96,5 millones de unidades, lo que supone un incremento del 6,5% respecto a la cifra contabilizada al cierre de 2005. Las tarjetas bancarias concentraron el 72,5% del total de unidades de pago, experimentando un crecimiento del 7,5%, mientras que las tarjetas privadas reunieron una participación del 26,7%, correspondiendo el resto a tarjetas ‘Travel & Entertainment’ (T&T).

Asimismo, tanto el número de operaciones realizadas con tarjetas como el valor de las mismas han mostrado una trayectoria alcista en los últimos años. En 2006 el número de operaciones realizadas se incrementó un 8%, hasta alcanzar una cifra de 2.850 millones, mientras que el valor de las operaciones se situó en 210.955 millones de euros (+13,2%).

Los números están a la vista y los pronósticos auguran un 2008 con mayor cantidad de clientes y un mercado que demanda cada vez más una serie de necesidades que le brinden comodidad y seguridad.

Es por eso que se quieren batir todos los records, y dejar atrás los 74 euros como importe medio por operación en 2006, parece ser el objetivo de las tarjetas para el año siguiente.

Publicidad