Puede que usted en los dos últimos meses haya recibido algún e-mail procedente de una plataforma de servicios en la que se encuentre registrado animándole a cambiar de contraseña de acceso. De hecho y desde la detección del fallo denominado Heartbleed ocurrido a principios del mes de Abril revisar todas nuestras contraseñas es más que recomendable.

Publicidad