Publicidad

Viviendas banco malo

Mientras llega lentamente a conformarse el banco malo, ya se sabe que se llevará varios meses en estar en posición de brindar el conjunto total de viviendas. Este nuevo banco, que varios se empeñan en denominar banco malo y otros creen que no debe ser ese su nombre, pero ya ha sido adoptado ese nombre y salvo que encuentren otro más pegadizo, seguirá así, ya que debe su nombre a que las entidades que deban solicitar ayudas tendrán que traspasar el stock de inmuebles.

El banco malo está siendo creado a toda marcha ya que se estima y precisa que entre a operar en Noviembre próximo. Esta plazo figura en el Memorando de Entendimiento que ha lanzado Bruselas y que tiene por objetivo la inyección de 100.000 millones de euros que ayudará a recapitalizar parte de la banca española.

El reloj corre pero hay mucho por hacer y si bien queda unos meses no son suficientes para que el banco malo logre su techo de rendimiento desde el inicio, y uno de los impedimentos es que la banca afectada no contaría con lo necesario para certificar sus inmuebles ya que se exige que se tasen individualmente los diferentes inmuebles que traspasen al banco malo, ya que no solo son viviendas, también hay locales, promociones, aparcamientos, trasteros, y demás.

Otro paso a dar es que desde el Gobierno español tienen que finalizar lo que rodea al marco regulatorio que involucra al banco malo. Mientras que los encargados reguladores tendrán 2 meses más desarrollar lo que hace a la letra pequeña del reglamento.

Todo debe estar a punto en el próximo mes de Noviembre, una vez listo se debería traspasar activos hacia el banco malo para lo que se basarán en la serie de estudios de Oliver Wyman y las auditoras (Ernst & Young, PricewaterhouseCooper, KPMG y Deloitte. También se deberá realizar tras las valoraciones un estres en el balance de cada banco que servirá como elemento detector y así saber cuales son los bancos con déficit de capital y los que deberán reforzase con sus recursos o solicitar recapitalización al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob).

Si de peros está lleno este proceso ya que otro de ellos y que sale del sector inmobiliario, es sobre el traspaso conjunto de las carteras de las entidades, ya que la ley pide que se actualicen las valoraciones en un periodo de cada 3 años ya que puede que se encuentren tasaciones desactualizadas. Otro contratiempo es el que se valore inmueble por inmueble por cada traspaso de propietarios.

Y por si fuera poco, otro de los pero es el precio de la cartera ya que es uno de los facotres para las ayudas a recibir. Como señalan un porcentaje de esta recapitalización partiría del déficit de provisiones tras conocer el precio de los diferentes inmuebles. Además de que afloraría la falta de documentación de cada entidad respectos a sus pisos ya que estas desconocerían los niveles de cargas o si no las tienen, las escrituras, títulos de propiedad y toda la gama de papelerío.

Imagen: 123RF

Publicidad