Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Venderías tu iPod Classic por 850 euros?

No es la primera vez, que un objeto antiguo se convierte en una reliquia en cuestión de meses. Game Boy, Barbie, muñecas repollo, Mariquita Pérez… y una larga lista que no acaba nunca. Pero no todo son juguetes de hace más de 20 años. Las nuevas tecnologías avanzan muy rápido, y con ello son cada vez más aparatos los que se quedan obsoletos y empiezan a adquirir valor conforme pasan los años.

Los aparatos electrónicos tienen varios años de vida útil, pero ¿quién no ha comprado un televisor último modelo, y ha visto al mes siguiente otro mucho mejor al mismo precio que deja al suyo por detrás? Esto es al pan nuestro de cada día. La última noticia relacionada con este tema de la “antigüedad” viene de la mano de Apple.

ipod-classic-2

 

¿Quién iba a pensar hace 15 años, que tendríamos un smartphone que hace todo? Otros incluso pensarán que estábamos mejor con el Nokia 8210. Pues sí y no. Porque aquellos que compraron hace años un iPod Classic, que por aquel entonces 160 GB era lo más de lo más, hoy es aún mejor.

Desde que Apple anunciara la retirada de este aparato por no tener acceso a las piezas de fabricación, su precio se ha disparado. Es uno de los regalos que más ha aparecido en las cartas a los Reyes Magos. El reproductor MP3 iPod Classic, ha llegado a alcanzar en el mercado se segunda mano, hasta 4 veces su valor original. Y aunque parezca mentira, este iPod tiene una capacidad de almacenamiento de música mucho mayor que los iPod más nuevos.

Un iPod Classic con 160 GB de memoria, traducido al lenguaje de “andar por casa”, unas 40.000 canciones, que puedes escuchar sin necesidad de anuncion de por medio, y restricciones de tiempo. Una verdadera ganga, que muchos no apreciaron, ha llegado a las 670 libras, unos 850 euros. La última versión de este aparato salió a la luz en 2010, y las ventas se han disparado desde que se eliminara de Apple definitivamente. En la web su precio era de entre 350 y 500 libras.

Para todos aquellos que lo utilizan, que lo disfruten y que lo guarden durante muchos años.

Para los que no lo quieren, es sin duda un negocio redondo en la venta online.

Y para los que no lo tienen y lo quieren, es hora de sacar los ahorros.

Publicidad