Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Utilizar créditos rápidos?

Si has tenido necesidad de financiación últimamente, es muy probable que te hayas planteado utilizar los llamados créditos. En el fondo, si la financiación que necesitas se ajusta a lo que estos productos ofrecen, efectivamente no has tenido una mala idea, aunque hay cosas que debes tener en cuenta.

Dinero_Bolsillo

Hoy en día se ha modificado un tanto el panorama de los créditos rápidos, esto no significa ni mucho menos que hayan desaparecido, al contrario, sin embargo, con respecto a los años anteriores a la crisis, es cierto que advertimos cambios importantes.

El primero de los cambios es el movimiento en las firmas crediticias, aquí lo cierto es que han sobrevivido las más fuertes, que siguen ofreciendo una amplia gama de modos de financiación, y han desaparecido un buen número de firmas que han dado lugar a otro modelo en el cual se apuesta mucho por la financiación baja, es decir de cantidades pequeñas o medianas.

Por lo demás, lógicamente también las nuevas tecnologías han influido de manera importante en estos productos, hoy en día el acceso cada vez es más simple a través de los dispositivos de todo tipo con capacidad de conectividad, más aún, esto también ha agilizado de manera muy notable en los procesos, por lo cual es cierto que a fecha de hoy resulta más sencillo, rápido, y por supuesto eficaz, solicitar un crédito rápido que hace tan sólo una década atrás.

En el fondo el crédito rápido sigue ateniéndose a las mismas características de siempre, es un instrumento útil bien utilizado, es necesario calcular muy bien la verdadera necesidad de financiación y ajustarse a ella, es necesario también partir del conocimiento de la capacidad de devolución de las cuotas o del montante, ya que es precisamente a partir de estos tres elementos cuando un crédito rápido puede convertirse en un problema, sin embargo, bien manejado, bien contratado y bien controlado efectivamente es una herramienta útil y además más barata que hace unos años.

Un buen ejemplo lo podríamos tener en la oferta de estas tres compañías como parte de lo existente en el mercado:

Zaimo una propuesta relativamente nueva que basa su potencial en  una agilidad por encima de la media a la hora de la respuesta al usuario, valorando mucho precisamente esta velocidad de respuesta, algo muy importante en estos créditos. Puede financiar hasta un máximo de 8000.

Cofidis probablemente uno de los más conocidos exponentes de la financiación personal. Una oferta sólida una enorme trayectoria en el segmento, lo cual sin duda es un aval muy interesante. Además maneja una cartera de productos muy amplia pudiendo ajustar realmente mucho la necesidad del usuario.

Cetelem es otra de las empresas más conocidas del segmento en nuestro país. Además de una oferta interesante de créditos posee una tarjeta que ha sido uno de sus productos destacados y que sigue mostrando unas prestaciones muy interesantes hoy en día.

Publicidad