Publicidad

¿Un déficit de estado imparable o controlado?

 

El déficit del Estado llama a la puerta con 50.132 millones de euros, el 4,77% del PIB hasta agosto. Un ligero ascenso desde Julio, que desde entonces no puede compararse con el amplio gasto de los primeros meses de gobierno. Sin embargo, esta luxación peligrará el objetivo de déficit para las administraciones públicas establecido por Bruselas en el 6,3%.

Los 50.132 millones de euros de déficit son resultado de unos recursos no financieros de 60.196 millones de euros (-1,7%) y unos recursos no financieros de 110.238 millones (+8,5%).

Claramente en lo que queda de año se generarán más ingresos y se ajustará la partida de gasto superfluo. Es posible que estas circunstancias den paso a cumplir el déficit. Voy a dejar un gráfico del déficit de estado de Junio, para corroborar que la balanza se está nivelando.

Se espera con cierta precaución la recaudación de IVA, así como a los pagos fraccionados de Sociedades pendientes. Situando actualmente el déficit en 39.190 millones, el 3,73% del PIB, así como unos ingresos de 137.832 millones hasta agosto, lo que supone un incremento del 22,8% e ingresos impositivos de 99.057 millones, un 4,6% menos.

Lo más preocupante y galopante, se hace llamar “pago por intereses de la deuda”. Estos crecieron un 16,1%, y hoy día suman 20.312 millones. El volumen de la deuda y de la evolución de los tipos de interés junto con el calendario de vencimientos hace mella en letras y bonos.

Veamos una clara evolución del déficit para situarnos.
Millones € % PIB
2011 -91.344,00 € -8,50%
2010 -98.166,00 € -9,30%
2009 -117.306,00 € -11,10%
2008 -45.189,00 € -4,20%
2007 20.066,00 € 1,90%
2006 19.847,00 € 2,00%
2005 8.759,00 € 1,00%
2004 -2.862,00 € -0,30%
2003 -1.622,00 € -0,20%
2002 -3.312,00 € -0,50%
2001 -4.361,00 € -0,60%
2000 -6.161,00 € -1,00%
1999 -8.254,00 € -1,40%
1998 -17.268,20 € -3,20%

¿Qué podemos esperar de los últimos 15 años? Donde el último superávit fue registrado en 3 años de mandato de Zapatero por el clásico boom, no hay mucho que esperar. Me temo que será probable una nueva flexilibilización del compromiso fiscal en 2012.  El mejor medio para apoyar el crecimiento en un primer momento es reducir el déficit, teniendo en cuenta que el déficit del Estado supera ya el objetivo de todo el año. La cuenta del Estado anual está bajo control y el objetivo presupuestario se intenta cumplir, pero los números no son de quita y pon.

Sin embargo, el dichoso crecimiento parece estar llorando en el rincón de la clase y nadie acude a socorrerle. El plan nacional de reformas del gobierno es lo más esperado. Fomentar crecimiento y competitividad será sentenciado o bendecido el próximo el 27 de setiembre. Luis de Guindos destacó no obstante que se trata de “un programa nacional de reformas pero no de recortes” y que está “en línea con las recomendaciones hechas por la Comisión Europea (CE) en mayo.
Sin embargo, puntualizó, este plan tiene “un calendario concreto con una especificidad. Será anunciado durante el consejo de ministros el 27 de septiembre”, dijo.
Poco antes, en una rueda de prensa, el jefe del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker anunció que “España se comprometió a llevar a cabo un segundo programa de reformas” para cumplir con la meta de déficit del 6,3% de su PIB este año y 2,8% en 2014.

Publicidad