Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Transporte público o privado?

Es lógico pensar que el transporte público es mucho más eficiente que el transporte privado, ya que un autobús puede transportar unas 60 personas en el mismo espacio en el que dos coches transportarían a 10. Aunque la inversión no sea la misma, se compensa. Ya sabemos los pros y contras de ir en transporte público o privado, pero cada persona es diferente.

El recorrido, la zona donde resida, su lugar de trabajo,  las buenas conexiones , su presupuesto, etc son algunos de los muchos factores que influyen en la decisión de qué medio de transporte utilizar. Y también el precio del carburante, que ahora anima a coger el transporte privado algo más.

bus

Con las últimas subidas en precios tanto del transporte público como de la gasolina, es necesario hacer algunos cálculos sobre qué medio sería el más adecuado. Pongamos un ejemplo.

A día de hoy en precio del transporte público es de 1,50 euros el viaje. Dependiendo de la edad y las zonas podemos optar a un abono mesual o anual que supone un número ilimitado de viajes. El precio de un abono normal (24-59 años), en la zona A , es de unos 54 euros.

Por otro lado tendríamos la opción de transporte privado. Teniendo en cuenta un coche diésel, el precio del diésel de hoy está en torno a 1,64 euros/litro. A partir de aquí depende mucho el consumo propio de cada coche, y cada uno tendría que adaptarlo a su consumo.

Cálculo

Para nuestro cálculo utilizaremos un depósito de unos 60 litros que nos daría para unos 600-650 km en ciudad. El depósito lleno supondría un desembolso de unos 70 euros. Por supuesto estos datos son orientativos y dependen del coche de cada uno. Con estos datos tendríamos que cada kilómetro nos cuesta unos 0,117 céntimos de euro.

Un viaje en transporte público por 1,50, nos cuesta lo mismo que desplazarnos 13 km con nuestro coche.  Y con un recorrido de unos 14 km, desde nuestro punto de origen a punto de destino, nos ahorraríamos unos 0,50 céntimos si utilizásemos el transporte público. A partir de ahí el ahorro es mayor. En un recorrido de 13 km o menos, nos compensaría ir en transporte privado.

Respecto a la comparación con el transporte público, con el precio de un abono normal, zona A de 54 euros, y con un gasto de 0,117 céntimos por litro, el límite para decidir entre transporte público o privado serían unos 460 kilómetros al mes. Con un recorrido menor nos compensa ir en transporte privado y viceversa.

autobuses

En el caso de un viaje más largo, si buscamos ofertas o compramos nuestro billete con antelación, siempre nos saldrá más económico utilizar el transporte público. Por ejemplo, un viaje a Barcelona en coche serían unos 150 euros, mientras que la tarifa más alta de AVE es de unos 126 euros sin descuentos ni promociones.

Muchas veces es bueno hacer cálculos antes de los viajes teniendo en cuenta el consumo de nuestro coche, el precio de la gasolina y los kilómetros del recorrido, ya que el ahorro puede ser bastante grande.

La siguiente infografía de la web “En Naranja” ,refleja bastante bien el ahorro que podemos tener con el transporte público, aunque tenemos que tener en cuenta que está basado en un gasto de 0,25 céntimos el litro y con un precio del viaje en transporte público de 1,25 euros.

infografia

Publicidad