Publicidad

Todo sobre el Plan de Ahorro 5

Probablemente el lector habrá oído en los comentarios relativos a la reforma fiscal recientemente anunciada, hablar de un nuevo modelo de ahorro para el pequeño y mediano inversor; se llama Plan de Ahorro 5 y continúa siendo un desconocido. Vamos a tratar de acercarnos a este modelo de ahorro y a sus pros y contras.

En todos debemos saber que este modelo entrará en vigor a partir del uno de enero de 2015, es decir a la par que comienza el cambio fiscal.

AHORRO

 Se trata de un modelo de ahorro que tomará la forma de depósito o seguro y se orienta al ahorro remunerado a medio plazo a través de aportaciones. Hasta aquí tampoco hay muchas novedades que contar, sin embargo, el producto va a contar con unas condiciones fiscales que lo convierten en especial.

Las condiciones fiscales

Lo primero de todo es que debemos tener en cuenta que estamos trabajando en el terreno de la especulación, se trata de un modelo de ahorro nuevo y aún poco más que lo que nos han contado podemos realmente contar, es más, corremos el riesgo de especular algo que trataremos en nuestro caso de no hacer.

Lo que sí se sabe es que tanto las entidades bancarias como los usuarios de productos de ahorro se encuentran intrigados por este modelo, y, sobre todo, por si se puede realmente llegar a convertir en el modelo de ahorro refugio que los depósitos y su escasa rentabilidad no son ya hoy en día.

En el apartado fiscal es donde vamos a encontrar una gran novedad, ya que, la contratación de este producto va a llevar aparejada la exención de la tributación como renta del capital a los tipos que la reforma fiscal establece, algo que no ocurrirá con el resto de productos.

Ahora bien, el precio de esta ventaja fiscal es claro, se trata de un producto cerrado y no líquido, es decir el dinero que se deposita no puede ser tocado durante un periodo de cinco años. Durante estos cinco años los intereses generados van a gozar de la citada exención fiscal (aunque existe un límite modificable)

Está claro que este modelo de ahorro se convierte ya directamente sólo sobre el papel en un competidor muy duro para productos como los planes de ahorro sistemáticos, y desde luego para los depósitos.

¿Cómo será el modelo de ahorro?

Dentro de esas dudas que todavía gravitan alrededor del producto, parece ser que se trata de un modelo de ahorro que podrá vincularse no sólo a la renta fija como parecería razonable sino también a la renta variable, esto abriría el potencial no sólo a los inversores tradicionalmente conservadores que buscan la alternativa a los depósitos sino también a otros modelos de ahorrador e incluso de inversor en busca de acciones defensivas.

Se apunta en este sentido un producto realmente flexible que va a permitir adoptar formas diferentes según el perfil del ahorrador.

Todo apunta a que en los últimos meses del próximo semestre ya vamos a comenzar a conocer por parte de las entidades bancarias la forma que se le está dando a esta opción. Todavía no están listo para comercializarse, pero lo más seguro es que durante el último semestre del año los bancos empiecen a mostrar ya estos nuevos planes de ahorro.

PROS CONTRAS
El tratamiento fiscal favorable y preferente No es un producto con liquidez
La flexibilidad ante el perfil de ahorrador No va a aumentar las remuneraciones medias
Flexibilidad en la composición No garantiza el total de la inversión en todos los casos
   

imagen publicdomainpictures pixabay.com

Publicidad