Publicidad

Tarjetas de pago aplazado

La crisis hace dejar ciertos hábitos de lado y formas de pago además de cuidar mejor el uso de las tarjetas de crédito otros buscan apalzar las compras, durante la actual crisis económica se ha visto como se han elevado el uso de tarjetas de pago aplazado, llegando a alcanzar un 35% en la utilización de las tarjetas de pago aplazado con intereses durante este año en comparación con 2009.

Estos datos se apoyan en un estudio de MasterCard denominado “Barómetro anual Mastercard de las Tarjetas en España”, señala que se nota este crecimiento dada las numerosas dificultades económicas a la hora de pagar, sobre todo en aquellos en los que la tasa de paro le han pegado de pleno en sus bolsillos y deben de mantener un nivel de consumo pero que se les hace imposible cumplir con los pagos.

Este tipo de modalidad de pago aplazado con intereses en España ha crecido más que en algunos otros países de la zona y con situaciones parecidas. Ya que 1 de cada 5 usuarios de tarjetas de crédito responde que se ha volcado por este tipo de tarjetas y formas de pago.

Si se miran la progresión del uso de tarjetas de pago aplazado, puede verse que ha ido creciendo a partir de 2008, el 12,4% de los usuarios de tarjetas de crédito comenzaron a volcarse por este medio de pago, durante el año pasado dicha cifra fue del 16,4% en 2009 y durante 2010 llegó al 22,1%.

También dicha modalidad es llamada “revolving”, da la posibilidad de escoger la cuota mensual que se va a abonar del importe total de la compra que han realizado. Es así que, el titular de tarjeta revolving, suele corresponder a una mujer de una edad comprendida entre 18 y 30 años cuyos ingresos familiares llegan a 1.200€ al mes, además de residir dentro de una población de más de 500.000 habitantes.

Imagen: quiebro

Publicidad