Publicidad
Publicidad
Publicidad

Suiza no quiere aumentar el salario mínimo

Los suizos ya han decidido. En la votación realizada ayer domingo en la que se preguntaba a los ciudadanos del país sobre la posibilidad de elevar el salario mínimo hasta los €18, la mayoría de los votantes han rechazado dicha opción.

De este modo el 77% de los votantes suizos han negado la posibilidad del aumento del salario mínimo que, con esta subida a €18 la hora hubiera alcanzado los €3270 mensuales.

Bandera-de-Suiza

Planteada por la Federación Sindical Suiza la iniciativa ha cosechado mucho menor respaldo del que las encuestas avanzaban, de hecho, ha zanjado en seco un debate que llevaba tiempo prolongándose.

El argumento fundamental utilizado por los opositores al iniciativa del aumento del salario mínimo descansaba en el hecho de que, a juicio por ejemplo de las patronales, esta subida salarial representaría directamente una disminución de la competitividad del país y provocaría reducciones de plantilla.

En Suiza actualmente un sueldo mínimo supera con creces la media de sueldos en el entorno europeo, por ejemplo, con respecto a Gran Bretaña supone el doble. Sin embargo, no debemos olvidar el alto coste de vida de los ciudadanos suizos, un coste de vida que hace que a pesar de este salario mínimo elevado aproximadamente un 10% de los trabajadores tienen dificultades para acceder por ejemplo a alquileres de vivienda. Recordamos que actualmente el sueldo medio en este país está establecido en 33 francos suizos lo que equivale a €27.

Actualmente son unas 340,000 personas las que cobran menos que este salario mínimo en Suiza. De ellas prácticamente el 60% son mujeres dedicadas al trabajo en sectores como la venta al por menor, los servicios personales o la hostelería.

La propuesta rechazada pretendía colocar el salario mínimo suizo en el 60% del salario medio del país, habitualmente, si se siguen las recomendaciones de la OIT esté salario mínimo debe colocarse entre el 30% y el 60% de los sueldos medios de un país, aunque se establecen grandes diferencias entre países, ya que por ejemplo EEUU presentó salario mínimo equivalente al 40% del salario medio mientras que Reino Unido presenta un 50% existiendo países del ámbito europeo por debajo de la recomendación OIT.

Publicidad