Publicidad

Peor servicio tras la subida de metro en Madrid

Si en la tradicional subida de precios que los consumidores y usuarios tenemos que afrontar a comienzos de todos los años, muchos madrileños se sintieron aliviados al no encontrarse entre las mismas, las del transporte público, ya pueden soltar el aire para volver a contenerlo, pues el viernes empezó la aplicación de las nuevas tarifas y un incremento del 3% de su precio es lo que las caracteriza.

En concreto, el Consorcio Regional de Transportes de Madrid aumenta un 4,5% en los títulos más demandados y  deja su precio de la siguiente manera:

  • Abono normal y mensual de la zona A en 54,60 euros 
  • Abono joven y mensual de la zona A en 35 euros 
  • Abono azul de jubilados y mensual en 12,30 euros 
  • Tarjeta para personas con discapacidad en 6,20 euros

De momento, en esta subida quedan a salvo, pues ya sufrieron una importante subida recientemente:

  •  Billete sencillo, cuyo precio sigue siendo de media 1,50 euros, aunque la tarifa esta en función del recorrido.
  •  Metrobús de 10 viajes a 12,20 euros.

 

Subida de precios, peor servicio

Esta subida de precios contrasta con el empeoramiento gradual de la prestación del servicio en los últimos meses y entre las que se cuentan:

  • Menos trenes al día, en concreto, el suburbano ha recortado un 14% su flota.
  • Más esperas en los andenes
  • Mayores concentraciones de pasajeros en los vagones
  • Más incidencias
  • Y sucesión de  lo que para muchos parecen ser algunas huelgas, o al menos paros encubiertos

Y es que sólo hay que hacer uso del servicio, para ver diariamente como aumenta el malestar entre los pasajeros madrileños, que se ven obligados a pagar más y recibir peor servicio.

¿Ir a trabajar en coche?

No, por el medio ambiente y salirnos más caro a final de mes.  Sin embargo, esta última premisa parece que cada vez pierde más fuerza a la hora de valorar si ir o no en coche al trabajo.

A pesar de ello, esta opción tampoco esta exenta de la subida generalizada de precios de los últimos años, y es que desde el mes de enero, la gasolina ha subido un 2%, situándose el litro en 1,427 euros y el gasóleo un 1%, situándose el litro en 1,375 euros.

Repostar nuestro vehículo el día adecuado, así como conocer cuál es la estación de servicio más barata y cercana a nuestra casa, puede suponernos un ahorro muy considerable en combustible, si quieres saber más, te recomendamos el siguiente artículo en el que podrás conocer las claves para ello. Repostar los lunes y elegir la gasolinera adecuada.

Publicidad