Publicidad
Publicidad
Publicidad

El 77% de los autónomos declara ganar menos de 1.000 euros

mil_euros Mientras algunos se centran en resaltar que solamente el 23% de los trabajadores autónomos declara ante Hacienda que ganan más de 1.000 euros al mes, nos parece más interesante resaltar que la otra parte, el 77% de los autónomos, declara ante Hacienda por debajo de los 1.000 euros mensuales, lo que deja dudas y certezas.

Lo que refleja que -si les creemos- una gran parte de los trabajadores autónomos declarantes, no llegan a ser mileurista, algo así como estar por debajo de la línea de pobreza. Según los datos conocidos, el beneficio medio llega a 9.685 euros anuales. Un claro reflejo de la crisis que vive este colectivo laboral, que solamente el 23% del conjunto de los autónomos que declara, gane más de 1.000 euros mensuales. Claro que desde Hacienda, dirán que puede haber alguna trampita en esa declaración, pero como reza el dicho, el fruto no cae lejos del árbol.

Actualmente, en los rendimientos declarados por los trabajadores asalariados duplican las ganancias declaradas por los autónomos ante la Agencia Tributaria. La explicación a esto es……….el fraude fiscal, al menos es lo que piensan desde la Agencia Tributaria, al ver los datos de ciertos autónomos que no son ni mileuristas.

Cuánto Declaran los Autónomos:

Los datos oficiales de la Agencia Tributaria, reflejan que los autónomos llegan a tributar por IRPF 9.685 euros anuales, un promedio de 807 euros mensuales, dato que lo ubica entre los mínimos declarados contando desde el año 2003. La caída viene profundizándose desde 2007, cayendo cada año los beneficios declarados por los autónomos en el IRPF. Tomando el inicio de la crisis, el beneficio que declaran, cae el 28,3%.

La pregunta es, más allá de ese 23% “creíble” que declara por encima de los mil euros mensuales, cuántos autónomos dentro del 77%, en verdad declara sus cifras reales, ya que suena injusto poner a todos ellos en el mismo paredón de acusados.

Declarar por Estimación Directa:

También en el aspecto puro del rendimiento de los autónomos, éstos tributan en el IRPF, por estimación directa, por debajo de lo que lo hacen los trabajadores asalariados. Además de la explicación que los autónomos logran reducir el monto a declarar, al aplicar los gastos por sus respectivas actividades, así y todo, se cree que los autónomos dejan un margen para el fraude fiscal.

Siempre hay un margen para ambas explicaciones, por un lado la típica mentirita que suele haber en las declaraciones, que se acrecienta con la crisis, y por otro, que hay trabajadores que en verdad sufren la crisis en sus bolsillos sin medias mentiras.

Publicidad