Publicidad
Publicidad
Publicidad

Sabadell y una apuesta de 2.000 millones

El banco Sabadell ha decidido proponer a la junta de accionistas del 27 de marzo el lanzamiento de una emisión de bonos convertibles por un importe máximo de 2.000 millones de euros. De esta manera, en caso de ser aprobado,  el consejo de administración podrá recurrir a este tipo financiación en cualquier momento dentro de un plazo de cinco años.

Sin embargo, el banco catalán podría aplazar la decisión hasta la recuperación de la demanda, aunque no sería la primera vez, que en plena crisis de liquidez, se realizara una emisión de este tipo. Santander ya lo hizo el pasado 3 de octubre con un importe mucho mayor, 7.000 millones. 

Al momento Sabadell ha dejado abierta todas las características de la colocación: importe, lugar de la emisión -que puede ser nacional o extranjero, divisa y hasta tipo de títulos -obligaciones, bonos o subordinadas. También la fecha, el número de valores, el precio que podrá ser variable o fijo, plazo y el tipo de reembolso. 

Paralelamente ha quedado estipulado que los valores que se emitan serán convertibles en acciones nuevas o en circulación, según se disponga, con arreglo a un canje, que será determinado por el consejo de administración, y cuyo plazo de ejecución no podrá exceder de 30 años, desde la fecha de la emisión.

También se estipula la posibilidad de fijar un descuento sobre el precio mínimo por acción, que no podrá ser superior al 25%. 

Además de las cuestiones estrictamente financieras, en la junta se nombrará como consejero dominical a Jorge Ramalho dos Santos Ferreira, presidente del BCP, a petición del propio consejo de administración de Sabadell.

Publicidad