Publicidad
Publicidad
Publicidad

Rusia fuga de capital

La fuga de capitales y depósitos amigos no es solo de países en serias crisis como Grecia o España ya ha llegado a Rusia que vive una fuerte fuga de capitales y lo que hace tambalear entre ocas cosas la estabilidad presupuestaria, en especial cuando el Gobierno indica que la fuga alcanza los 43.000 millones de dólares si se cuenta solo a partir del pasado mes de Enero de 2012. Contrario a esconder o minimizarlo, es el propio Gobierno ruso el que reconoce que está bajo una fuga de capital que solo por ahora llega a los 43.000 millones de dólares y contando de Enero a Abril de 2012.

Es en estos 4 primeros meses y corre serio riesgo la economía rusa y hasta la propia estabilidad presupuestaria además de desatar otros males que conlleva una fuga de capitales, y así se daba a conocer en la comisión presupuestaria en la Duma -Cámara de Diputados de Rusia-, en la que el viceministro de Economía ruso, Andréi Klepach, debió informar que los actuales niveles de escape son más que significativamente mayores a lo que en algún momento estaba previsto como si fuera una fuga radiactiva más que de dinero aunque en algún punto se parecen.

En el peor de los casos a lo largo de Mayo no se frenará el actual flujo de fuga de dinero lo que deberá reverse las política sobre este tema. Mientras que el Ministerio de Desarrollo Económico ruso por su parte había estimado que dicha fuga de capital a lo largo de 2012 alcanzaría entre 10.000 millones y 25.000 millones de dólares, pero en el pasado mes de Abril esta escapada fue de 8.000 millones de dólares. Durante 2011 la fuga de capitales fue de 80.500 millones de dólares, y en 2010 de 33.600 millones de dólares.

Además de las medidas que puedan aplicarse, una de las posibilidades es que pueda frenarse por si sola la fuga aunque para esto hay ciertos factores que deben de revertirse. Mientras que a nivel gobierno se debe formar nuevo Gabinete de ministros con Dmitri Medvédev expresidente y actual primer ministro ruso con la curiosidad de que le toca reemplazar al ahora presidente ruso Vladímir Putin ironías de la política o juegos de poder.

Esto es otra muestra de la desconfianza en la política de Rusia y lo que pueda hacer en la economía, además de venir de unas elecciones a nivel parlamentario con acusaciones y protestas por fraude al partido oficialista. El problema una vez asumido el Gobierno se las verá muy difícil remontar esta cuesta de desconfianza en el país y fuera de Rusia, en cuanto a los inversores los temas que quieren ver claros es sobre el gasto, las demandas sociales, y cuales promesas electorales cumplirá, además del programa de rearme.

Si bien desde el Gobierno ruso se ataja la posibilidad de algún descalabro en lo financiero, un factor que es determinante para varios economistas es la salida de Kudrin, ya que se ocupaba desde su puesto en mantener estable a Rusia sin el todo es posible entre lo que más se teme es en que no frene la fuga de capitales y que se vayan o no lleguen los inversores.

Publicidad