Publicidad
Publicidad
Publicidad

Reyal Urbis el segundo mayor concurso de acreedores

La realidad y el rojo de sus cuentas ha revasado a Reyal Urbis -nuevamente-lo que hace que presentara el concurso de acreedores y que la CNMV suspendiera la cotización de sus acciones en Bolsa consecuencia inmediata de que Reyal Urbis pidiera su concurso de acreedores voluntario. Esto se da una vez que no se llegó a un acuerdo con los bancos ya que buscaba refinanciar su alta deuda que alcanza los 3.600 millones de euros y que de otra forma no puede hacerle frente la reconocida firma inmobiliaria. Así es que esta sociedad debió salir a informarle a la CNMV que su consejo de administración debió solicitar el concurso voluntario, como paso final del desacuerdo con sus acreedores a la hora de refinanciar la fuerte deuda que registra.

Actualmente la cotización de Reyal Urbis quedó suspendida de parte de la CNMV. Así y todo a inicios de semana había logrado su cotización un alza de más del 7%, y antes venía de dos caídas una del 16% y la otra del 18%. Sin dudas que un reflejo de la actualidad de Reyal Urbis hay que verlo en que en 2007 sus títulos cotizaban a (11€) y la actualidad, cotizan en (0,124€), cayendo un (99%) sin dudas que en 5 años cayó en picada.

Corto Recorrido:

Reyal Urbis es una inmobiliaria, nacida tras la compra de Urbis de Reyal en el año 2006 vía lo que se conoce como Oferta Pública de Adquisición de acciones, una (OPA) por 3.300 millones de euros, pero 6 años después debiço acogerse a un preconcurso de acreedores en 2012.

Segundo Mayor Concurso de Acreedores:

Las cifras de su deuda indica que debe 3.600 millones de euros, lo que hace que se resalte que este sea uno de los concursos más grandes, ubicándose segundo entre los mayores de la historia de empresas españolas, la primera es el concurso de Martinsa Fadesa, y que en sus cifras se hace inalcanzable, ya que su concurso significó unos 7.100 millones de euros, casi el doble.

Plazos:

Con esto el consejo de administración de Reyal Urbis presentará actuaciones ante el juzgado la correspondiente solicitud de concurso voluntario de acreedores, ya que se da el plazo previsto dentro del preconcurso como resultado final del desacuerdo de refinanciación con los acreedores, lo que forzó este proceso, considerando que se vencía la posibilidad de que Reyal Urbis pudiera esquivar la bala ya que había dispuesto de 4 meses hasta el 23 el periodo de renegociación de su deuda con los acreedores-la banca-, el preconcurso.

Quiénes son sus Acreedores:

Reyal Urbis, tiene como acreedores sobresalientes a los bancos Santander y Banesto, registrando entre ambos un pasivo que llega a los 530 millones de euros, Inveryal-sociedad patrimonial perteneciente a Rafael Santamaría- es otro de los acreedores con una deuda de 300 millones de euros. Además del banco malo “la Sareb” su deuda es de 707 millones de euros. También se cuela la Agencia Tributaria a la que Reyal le adeuda 400 millones de euros y 215 millones al Instituto de Crédito Oficial (ICO) por lo que tanto los bancos, como la Agencia Tributaria y el ICO no son de los acreedores que acepten tan fácil los planes de pago.

Nuevamente Reyal debió salir a confirmar su incapacidad e insolvencia ante el juez, esta insolvencia vuelve pasado más de 1 año de su cuarto proceso de refinanciación de la deuda que viene arrastrando. Actualmente Reyal Urbis posee una plantilla de 470 trabajadores y viene de registrar hasta Septiembre de 2012 pérdidas netas por (257,93 millones de euros).

Publicidad