Publicidad
Publicidad
Publicidad

Rescate de España

La palabra rescate asusta desde hace un tiempo tanto como default o quiebra pero entre estas tres es la única que encierra la esperanza ya que un rescate significa ayuda para salir de una situación extrema y dura, en el caso de España el rescate de España hay que tomarlo de otra forma a la que se dio en Irlanda, Grecia y Portugal al tratarse de una ayuda a la banca española y no como sucedió con dichos países aunque en este caso se trata de los bancos.

La posibilidad de una ayuda que está a las puertas será solo cuando se termine el informe de las auditoras escogidas, de parte de Bruselas que será para ayudar a España y apuntalar ese edificio que está mar torcido que la torre de pisa y que en cualquier momento se nos viene abajo como es la zona euro u el euro como divisa única.

Mientras se dan cumbres y reuniones entre los integrantes del Eurogrupo en busca de fijar la fórmula y a la vez las auditorías trabajan en pos de saber las cifras. Claro que se necesita de la diplomacia y el saber comunicar ya que este “rescate de España” supone una alarma europea y mundial de los mercados pero lo que se trata es primeramente es ayudar a ciertos bancos y si puede suponerse que de cierta manera recatar a España alguien dirá pura semántica para no decir lo que es.

Por ahora se está negociando la forma de ayudar a España, el problema es que si depende solo del llamado del SOS del Gobierno de Rajoy no podría darse ya que todavía desde el mismo se niega a solicitarlo de lo contrario sería forzar las cosas. Además de restar definir las cifras que dependerá de lo que arroje las auditorías a la banca española.

Uno de los primeros y últimos pasos, ya que el rescate no tendrá muchos pasos para dar se aprueba o no se aprueba, nada de reuniones tras otra o de aplazarlas el tiempo corre ……por lo que se lleva adelante una videoconferencia entre ministros de Economía de la Eurozona sobre España y sobre si se presiona o no al Gobierno de Rajoy para que tome la iniciativa de pedir la ayuda si bien de montos nadie habla.

La dificultad se da en que como saldrá el Gobierno español a solicitar ayuda financiera por cuanto hasta donde, a quienes y para quienes ya que por ahora solos e trata de los bancos y no todos. Es que así como no es fácil bajar la guardia y decir necesitamos ayuda tampoco es fácil comunicarlo ya que los mercados son altamente volátiles y con solo pronunciar las primeras palabras puede venirse todos abajo.

Se está trabajando entre técnicos dentro y fuera del Gobierno español en el cálculo de las necesidades de la banca, todo dependerá de lo que concluyan las consultoras Roland Berger y Oliver Wyman el 21 de Junio.

Publicidad