Publicidad
Publicidad
Publicidad

Rating Reino Unido

El Rating de Reino Unido es la noticia de ese país a partir de que la agencia S&P decidió empeorarle su perspectiva, por lo que Reino Unido debe ver como una preocupante señal que la agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s volviera a revisar pero a la baja la perspectiva de la nota de Reino Unido que mantiene un nivel de solvencia (AAA)

La perspectiva de Reino Unido, de estar estable queda en negativa, así empieza la seria posibilidad de que esta agencia al menos le rebaje el rating dentro de estos 2 próximos años. Lo positivo es que la misma agencia calificadora de riesgos volvió a ratificar la nota máxima crediticia de Reino Unido en el largo y en el corto plazo de la deuda, por lo que por ahora solo es para mirar de reojo y con atención.

La revisión respecto a la perspectiva de la deuda para Reino Unido, es una clara muestra de que esta agencia tiene en su agenda el rebajarle el rating al menos en estos 2 próximos años, tarea que el Gobierno británico debe atender en cuanto a la evolución fiscal y tratar de que esta no empeore sobrepasando las previsiones sobre este dato.

La agencia S&P explica respecto a la perspectiva negativa deja ver el pensamiento de la agencia y que da una probabilidad de 1 de 3 de que se de una rebaja del rating de cara a los próximos 2 años siempre que los resultados económicos y fiscales del Gobierno de Reino Unido llegaran a mostrar signos de debilitamiento superando las ya negativas expectativas que existe sobre dicho dato y que la política del gobierno británico deberá trabajar en 2013.

Para S&P, la economía de Reino Unido registrará un crecimiento y este será entre leve y lento en el medio plazo, además de que la ratio de deuda pública medida con el PIB irá al alza al menos hasta llegado 2015, lo que estira 1 año más ya que estimaba que fuera hasta 2014 cuando se debería estabilizar.

También indica que en caso del crecimiento económico británico este registrara una recuperación por demás lenta ya sea por debilitamiento interno o de sus socios comerciales, generaría que la deuda neta fuera del 100% del PIB respecto al 85% del ejercicio 2012 que registró. Aunque se vuelve difícil de manejar ya que de los factores negativos para el crecimiento de Reino Unido que afectó su economía seguirán presentes en el corto plazo.

Debilidades de la economía británica:

Otro aspecto negativo apuntan a las medidas de consolidación del Gobierno británico más que ayudar podrían perjudicar a la misma economía. Por otro lado, S&P también estima la ralentización en el gasto por hogar a partir del leve crecimiento de los salarios de los británicos, sumado a la crisis en el mercado inmobiliario junto al alto nivel de endeudamiento privado.

Esto hace que la inversión de las empresas deba esperarse una mejora en el escenario exterior para que esta suba. Por lo que si no se apuntala el crecimiento económico las empresas no les quedará otra fórmula de sobrevivir pero para ello aliviendo peso en el camino a través de despidos, esto hará crecer la tasa de paro de Reino Unido ya que el sector público afronta despidos. Una de las meddias adoptadas fue la de que Reino Unido creó un banco público que ayude a las pymes.

Todo esto se conjugaría con una fuerte reducción del gasto de las familias, ya que este factor significa las dos terceras partes del PIB de Reino Unido, y por consiguiente golpeando el crecimiento de la economía y las cuentas públicas de Estado o mejor dicho hundiendo estos datos más.

Fortalezas de la economía británica:

Si algo rescata esta calificadora de riesgos es la fortaleza de ciertos aspectos de la economía de Reino Unido esra reside en:
-Su nivel de solvencia de Reino Unido
-Una rica y diversificada economía
-Una serie de ventajas asociadas debido a la reserva de la propia divisa
-La flexibilidad fiscal y monetaria
-El nivel de compromiso del Gobierno británico en cuanto al ajuste fiscal y al reflejo al reaccionar ante los escenarios de la economía mundial que se le presenta.

Imagen: http://www.canstockphoto.es

Publicidad