Publicidad
Publicidad
Publicidad

Rajoy elimina 27 empresas públicas

Rajoy es el hombre de la guadaña o mejor dicho de la tijera, ya que a su orgullosa reforma laboral y mas que cuestionada, le agrega una tijera que empieza a pasar el filo por diferentes sectores con tal de cumplir con el objetivo de déficit en este caso se la tomó con los entes estatales quitando a 27 empresas públicas. Amén de los despidos de las Administraciones Públicas y los despidos de empleados de empresas públicas.

Esta eliminación es parte de la reforma del sector público empresarial que elimina a 27 empresas públicas, sobresaliendo la Sociedad Pública de Alquiler (SPA). Otra de las medidas será la de quitarse encima participaciones minoritarias en compañías privadas.

El Consejo de Ministros suprime 24 empresas estatales, lo que significa el 17% total, y desinvertirá en 8 sociedades públicas (el 6% del total) , además de la liquidación de 13 empresas.

Con esto se aliviará el gran sobrepeso del sector público y que es de suma prioridad para el Gobierno de Mariano Rajoy por lo que ha instruido que el Consejo de Ministros elimine 27 de las 142 empresas públicas de titularidad estatal. La que más despierta atención es la Sociedad Pública de Alquiler, del Ministerio de Fomento y que solo tienen 7 años de vida.

Otras empresas públicas serán las empresas de: Remolques Marítimos, Ingeniería y Servicios Aeroespaciales y la Sociedad Estatal para la Venta de Acciones de Loterías y Apuestas del Estado. Además de medio centenar de empresas también se verán afectadas, además de que se darán por terminado otros 14 procesos de liquidación y habrá desinversiones en 8 compañías, además de ofrecer participaciones minoritarias en 35 sociedades estatales.

También se reverán las acciones en Red Eléctrica, Enagás o Hispasat, no escapará Correos tampoco. Por ahora no se privatizará Loterías y Apuestas del Estado (LAE) ni AENA, pero son dos de las grandes joyas ya que por sus ventas podrían obtenerse 15.000 millones de euros.

Este tipo de eliminación deberán seguir las Comunidades Autónomas, suprimirán 515 empresas públicas ya que la deuda de las empresas públicas es de 60.000 millones de euros, de los que 15.000 millones de euros son de las Comunidades Autónomas que deberán sacarse de encima empresas públicas, fundaciones o consorcios.

A lo que se agrega el plan de pago a proveedores supone el proyecto con la participación de la banca y el ICO que aportarán 35.000 millones de euros para el pago de facturas pendientes de pago para que luego las comunidades y Ayuntamientos devuelvan en 10 años con un tipo de interés del 5%.

El camino para obtener dinero será este y otros peor no el de subir el IRPF, IVA o impuestos especiales por lo que lograr el objetivo de déficit del 5,3% pasará por otro lado aunque lo que Rajoy desmiente un día lo termina afirmando al otro.

Entre las novedades habrá cambios fiscales y una subida fiscal en el impuesto sobre sociedades. Pero no subirá el tipo del impuesto que se encarga de gravar los beneficios empresariales, pero limitará las deducciones de las grandes empresas y que tributan a tipos más bajos que las pymes.

Fuente: Cincodias

Publicidad