Publicidad

¿Quieres una buena nota en selectividad? Necesitas unos padres ricos

Una de las pruebas más importantes que realizamos en nuestra vida, es el examen de selectividad. Cada año, muchos jóvenes españoles, se presentan a esta prueba que será la que decida que carrera quieren estudiar. En el caso de España, es algo diferente a otros países, como por ejemplo EEUU. En España, es posible estudiar cualquier carrera, si se puede pagar.

Las universidades privadas no requieren de nota mínima para  ninguna carrera, al contrario que las públicas. Por tanto aquellos que no puedan pagarse una universidad privada, y quieran estudiar una carrera como medicina o arquitectura, deberán ponerse las pilas. Pero no solo influyen los estudios, también los padres.

7004510729_0bd2a3411a_o

Según un estudio de FairTest, los estudiantes estadounidenses con familias más ricas, sacaron casi 400 puntos de diferencia respecto a los más pobres. Muchos pensarán en el soborno, pero nada más lejos de la realidad. Todo es un círculo vicioso. 

No sólo los padres pretenden pagar a sus hijos una de las mejores universidades, sino que ellos mismo hacen lo posible por sacar una nota que les permita acceder con mayor facilidad a ellas. Los propios padres, suelen tener estudios universitarios y, en el caso de EEUU, estos también se han presentado al SAT. Esta prueba es muy importante para algunas empresas, y aunque hayan pasado años desde su realización, siguen pidiéndola a sus aspirantes. Los estudios que proporcionan estos padres, son lógicamente en mejores colegios, ya que tienen mayores ingresos. Por lo que la enseñanza también es mejor. Lo que permite unos mejores resultados en la prueba. 

Es posible que se piense que los que tienen mayores ingresos, ayuden a sus hijos mediante cursos o profesores particulares, pero lo que realmente tiene peso en esta prueba es lo aprendido en el colegio. Si realmente preparase la prueba previamente fuera un factor determinante, la solución a esta brecha entre ricos y pobres sería sencilla: ofrecer a todos la misma preparación previa antes del exámen. 

Pero como no es un factor determinante, se crea el círculo vicioso del que hablábamos antes. Son los padres universitarios los que proporciona una mejor educación a sus hijos, que son los que estudiarán en las mejores universidades, y a su vez ofrecerán a sus hijos estudios en los mejores colegios.

Fotografía: ramosgurrola

Publicidad