Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Quieres independizarte?. El alquiler es la mejor opción

En los tiempos que corren es lógico que muchos no se decidan a comprar una vivienda, y eso a pesar de que los precios de la vivienda han bajado y lo seguirán haciendo en el próximo año. La falta de crédito, el temor a perder el empleo y los desahucios que se están produciendo, no invitan a pedir una hipoteca, lo que hace que cada vez más gente empiece a plantearse la opción del alquiler como una alternativa más viable.

Si antes esta opción era considerada como tirar el dinero, ahora no sólo es la única manera de muchos para independizarse, también es vista como la solución más rentable y no sólo a corto plazo. Y es que, la vivienda en alquiler también registra bajadas importantes.

En concreto, ha caído cerca de un 2,9% respecto al año anterior, y la tendencia continuará por la senda de los descensos.  Sin embargo, dada la situación actual de paro juvenil, y bajadas de salarios, para la mayoría de los jóvenes aún es complicado. Por ello optan por alternativas tales como el alquiler compartido. Y es que la mayoría de los jóvenes de entre 18 y 34 años, afirman seguir viviendo con sus padres y no animarse al alquiler.

Sí a pesar de lo dicho, estas decidido a alquilar ¿Qué debes saber?

En primer lugar, destierra el concepto de que alquilar es tirar el dinero, pues la realidad nos ha demostrado que no es así. Dicho esto, debes saber que el precio de tu alquiler dependerá de la Comunidad Autónoma en la que decidas residir.  Las diferencias son grandes dependiendo de una a otra.  País Vasco, Cataluña y la Comunidad de Madrid, son las más caras, frente a Galicia, Extremadura y Castilla León, dónde encontraremos alquileres más rentables.

Realiza un sondeo sobre el precio de los alquileres en la zona donde quieras residir, y busca el más rentable y el que mejor se adapte a tus necesidades. Sí ya lo has encontrado intenta pactar con el propietario medidas para flexibilizar el pago de las rentas. Piensa que es un momento propicio para ello y más aún si ofreces garantías de ser un buen pagador.

Por último, antes de firmar el contrato, es recomendable que hagas un presupuesto previo sobre el gasto que vas a destinar al alquiler, en el que debes incluir también otros gastos de la casa, tales como agua, energía, y demás. Procura no destinar más del 40% de tu sueldo a ellos o llegarás con dificultad a fin de mes.

Son consejos, pero sabemos de lo importante de una política pública que impulse la opción del alquiler como una buena alternativa.  Fomentar una imagen positiva de esta forma de acceder a la vivienda, desterrando ideas falsas, y poniéndonos a niveles europeos. Es el momento de conseguir un nivel de precios competitivos, pues afortunadamente la oferta de viviendas en alquiler cada vez es mayor, lo que permitirá un nivel de precios más competitivo y el acceso a la vivienda para  muchas personas a los que no les queda otra alternativa.

Publicidad