Publicidad
Publicidad
Publicidad

Quiebra Air Australia

No por conocida la noticia impacta menos pero será que las grandes compañías aéreas más que perder terreno con las low cost hasta llegan a desaparecer, pero el caso de la quiebra de Air Australia una de las de bajo coste también puede explicarse como la de Spanair o la de American Airlines, cada una tendrá sus propios problemas pero también las une algunos aspectos, uno de ellos es la insolvencia que ha llevado a Air Australia a dejar los cielos y quedar en tierra con unos 4.000 pasajeros afectados.

Esta noticia de Air Australia, viene precedida del dato sobre la aerolínea australiana Qantas que registraba una caída del 83% en su beneficio neto entre los pasados meses de Julio y Diciembre de 2011 junto al recorte de 500 empleos. La misma Qantas y su aerolínea de bajo coste, Jetstar, se pondrán a disposición para lograr trasladar a Australia a los pasajeros afectados por la quiebra de Air Australia. Tampoco hay que olvidar la Quiebra Malév aerolínea húngara o hoy  Spanair está en Concurso de acreedores.

Aunque se informa que solo los pasajeros que han pagado con tarjetas de crédito o cuentan con un seguro contra insolvencia solo ellos accederán a percibir un reembolso de sus pasajes. La aerolínea estaba ofreciendo una serie de vuelos internacionales con destino a Bali (Indonesia), Phuket (Tailandia) y Honolulu (EEUU), y otro serie de vuelos domésticos.

Air Australia, aerolínea de bajo coste terminó dejando a toda su flota sin poder volar y a los pasajeros tratando de encontrar otras vías de viajar y llegar a destino. Por ahora la junta de Air Australia decidió dejar a la compañía a cargo de un administrador para poder hacer frente a las dificultades como su incapacidad de solvencia, y lo que sucederá con sus 4.000 pasajeros, tripulación y empleados.

Air Australia fija su sede principal en Brisbane, noreste de Australia, ya venía tratando de evitar esta quiebra pero terminó tirando la tualla cuando vio que era irremontable su incapacidad de hacer frente a los gastos operativos básicos lo que es una señal de que ya no le quedaban muchas opciones.

Una muestra de ello es que Air Australia ya no podía por ejemplo reabastecerse de combustible para sus aviones en Phuket (Tailandia), este y otros impedimentos hizo que se eligiera esta salida aunque dolorosa inevitable; ya que el suministrador de combustible decidió negarle más crédito a la aerolínea de bajo coste australiana.

Uno de los últimos pasos será el de hacer el milagro que uno o varios inversores se interesen en poner dinero que salve a Air Australia lo que le permitiría seguir con sus cinco aviones Airbus A330-200 y A320-200 y 300 trabajadores de diferentes sectores y cumplir con los billetes ya vendidos en el que existen unos 4.000 pasajeros con reservas para por ejemplo volver a Australia en estas próximas 2 o 3 semanas y además de los turistas o nacionales que compraron sus pasajes para viajar fuera de Australia por negocios o vacaciones.

Publicidad