Publicidad
Publicidad
Publicidad

Premio Nobel de Medicina 2012 para John B. Gurdon y Shinya Yamanaka

El Premio Nobel de Medicina 2012 fue para la dupla del científico británico John B. Gurdon y el científico japonés Shinya Yamanaka, el premio Nobel de Medicina se debe a sus investigaciones en clonación y células madre. Según la explicación por que se hicieron con el premio el cominté señaló que: “Sus descubrimientos han revolucionado nuestra comprensión de cómo se desarrollan las células y los organismos”, esta frase figura en el comunicado que comunicaba a los ganadores del premio Nobel de Medicina 2012. Destacando que dichos avances “han creado nuevas oportunidades para investigar enfermedades y desarrollar métodos para diagnósticos y terapias” entre otras frases.

El científico británico John B. Gurdon, perteneciente a la Universidad de Cambridge (Reino Unido), fue el pionero en la clonación en cuanto a los experimentos realizados en ranas en 1962, a partir de lo que siguieron otras investigaciones para la clonación de la oveja Dolly y, de otros tipos de mamíferos. Mientras que el japonés Yamanaka, de la Universidad de Kioto, fue pionero por sus investigaciones con células madre ya que en 2006 logró demostrar cómo conseguir las células madre pluripotentes con las células adultas, todo un avance. Estas células pluripotentes pueden diferenciarse dentro de cualquier célula del organismo humano, esto permite que en un futuro puedan servir y regenerar órganos y tejidos dañados que es de una importancia imprescindible para la salud. Es decir ambos, Gurdon y Yamanaka lograron el premio “por el descubimiento de que las células maduras se pueden reprogramar para convertirse en pluripotentes”, algo que no solo es demostrativo y sobre todo presenta potencial a futuro de la salud.

Proceso para Ganar el Premio Nobel:

El decubrimiento de Gurdon fue impresionante ya que logró demostrar, en el año 1962, la reversibilidad de la especialización de las células. Logró extraer el núcleo de un óvulo de rana, para reemplazarlo por el núcleo de una célula intestinal, de rana.

Lo que logró demostrar es que el desarrollo de un organismo no va solo hacia adelante, ya que a partir de esto se sabe que en este caso, la célula intestinal pudo volver a ser otra vez un óvulo. Lo más asombroso es que con el óvulo en el núcleo de la célula intestinal, logró que naciera un renacuajo sin defectos.

Mientras que, Yamanaka, trató de responder el por qué las células de un embrión pueden ser cualquier tip de tejido de un organismo. Lo que trató de ubicar es cual era el gen que regula esto. Una gran dificultad que se daba es que al desarrollara tejidos de células embrionarias para poder regenerar órganos enfermos, al implantarlos en pacientes estos sufrirían del rechazo de su sistema inmunitario lo que era una gran dificultad ante tremendo avance logrando una mejor y mayor esperanza de vida.

Por lo que, Yamanaka, se planteó el desarrollo de células madre pero con células de los pacientes a transplantar, lo que se evitaría el rechazo del sistema inmunitario. El descubrimiento de Yamanaka fue que alcanza con 4 genes para poder transformar células adultas en células similartes a las del embrión, bautizada como “células madre plutipotentes inducidas”, o células iPS.

Fuente:La Vanguardia

Imagen: Telesur

Publicidad