Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Por qué suspendemos el práctico del carnet de conducir?

El 43% de los españoles que se presentan al examen práctico de conducir por primera vez, suspende. Por supuesto, la culpa la tuvo el examinador o los nervios. Pero lo cierto es, que según el último estudio de Goodyear sobre este examen, los principales causantes de estos suspensos son la falta de atención, las rotondas, y la velocidad inadecuada. Un estudio realizado a más de 6.000 jóvenes de menos de 25 años de 16 países diferentes.

El examen de conducir se puede atrancar más que una asignatura de último curso de universidad. El teórico es aprobado por el 83% de los que se examinan, mientras que el examen práctico no es tan fácil como afirman algunos. Además hay que tener en cuenta que en el 2012, los españoles salimos bastante mal parados en otro estudio que realizó la misma empresa, que afirmaba que los españoles somos los más torpes de Europa para sacarnos el carnet de conducir.

tráfico

En primer lugar la falta de atención, está ocasionada por los nervios. Es normal. Ir tranquilo y relajado es importantísimo, ya que en caso contrario, tenderemos a “no ver” señales de tráfico, no quitar el freno de mano, u olvidar ponernos el cinturón. Para el examinador todo cuenta, desde la entrada en una rotonda, hasta la colocación de los espejos del coche. Los pasos de cebra y las incorporaciones otros de los obstáculos más “maliciosos”.

En segundo lugar tenemos las glorietas y rotondas. Sin duda los carriles, las numerosas salidas, y por supuesto los cambios de carril de los otros conductores, nos pueden jugar una mala pasada. La señalización de los cambios, de la salida, y la continua vista por los retrovisores por si nos cruzamos a alguien fundamentales para no cometer una falta grave que nos hará tener que repetir el examen.

Y por último, la velocidad. Generalmente, por ir más despacio de lo debido en las autopistas, por no cambiar bien de marcha o por ir demasiado rápido al tomar una calle o una rotonda. Estorbar a otro coche al realizar una incorporación es otro signo de suspenso (aunque algunos conductores no lo respeten en el día a día). Eso no es excusa.

Y a pesar de lo que afirma todo el mundo, los estacionamientos y aparcamientos están en la última posición de los fallos más comunes a la hora de sacarse el carnet de conducir. Los españoles suspenden por encima de la media europea que está en el 32%, y los polacos son los que más suspenden la prueba práctica  con un 59%.

Publicidad