Publicidad
Publicidad
Publicidad

Por fin llega el castigo tributario a los altos directivos!!

Con este título no es que uno festeje pero…….Por fin llega el castigo tributario a los altos directivos!! era hora de que estos señores sufrieran algún castigo ya que siempre se la llevan de arriba. Todo parte de que el Gobierno ha decidido eliminar los beneficios fiscales sobre las indemnizaciones que estén por encima del millón de euros. Lo que hace que Hacienda salga a poner coto a las indemnizaciones superiores al millón de euros y que estas ya no se beneficien de la reducción del 40% en el IRPF. Se verán afectados los altos directivos. Así se les cae parte del blindaje con que se beneficiaban los altos directivos de grandes empresas logrando acceder a millonarias compensaciones ante su despido o por rescisión del contrato, desde ahora dejarán su atractivo fiscal con la nueva aprobación.

Según la legislación permitía aplicar una reducción sobre el IRPF del 40% en el tramo de los primeros 300.000€, que se cobran por renta irregular, en el que entran los bonus e indemnizaciones por despido entre otros. Lo que les permitía que unos 120.000€ eludieran impuestos.

El panorama cambia ya que desde Enero:

-Los directivos que lleguen a cobrar por renta irregular más de 1 millón de euros ya no se beneficiarán de dicho beneficio fiscal, esto ahce que el monto total que cobren por indemnización deba tributar al tipo marginal, al 52% en todas las CC.AA., solo en Cataluña será al 56%.

-En caso que el bonus o compensación no fuera de más de 700.000€, seguirá la reducción vigente aunque la misma se minorará de forma progresiva al llegar al millón de euros.

-Cuando exista una indemnización por 800.000€, la reducción será del 40% para el primer tramo de 200.000€ y, su fuera de 900.000€, tendrán como beneficio fiscal recaerá en los primeros 100.000€ a cobrar.

La Ley y la Trampa:

-Como se dice por cada ley hay una trampa, por lo que antes de que se intente eludir la nueva legislación, para establecer cual será la indemnización, pasará a sumarse el total de indemnizaciones que el directivo llegue a cobrar siempre que provengan de empresas de su grupo.

-Otro golpe es que ya no podrán cobrar la compensación vía diferentes filiales aunque sea del mismo grupo por lo que tampoco podrán favorecerse de la reducción del 40%.

-No tendrá mayor efecto que el directivo cobre la retribución dentro de un período impositivo o en varios de ellos.

Se llevará a una reforma el impuesto sobre sociedades y las indemnizaciones de más de 1 millón para que no sean más deducibles. Lo que ahce que se piense dos veces ante el pago de millonarios despidos de directivos ya que se encarecerá la parte tributaria del directivo y de la propia empresa que lo abona, esto debería tirar atrás los jugosos pagos que sirven para compensarle la pérdida del beneficio fiscal en el IRPF, es otra forma de arrinconar estas prácticas por demás mal vistas fuera de este ámbito.

Muestar de ello es que 7 de cada 10 cotizadas del Ibex elige blindar a sus respectivos directivos uno tiene que ver como estos sujetos llegan a cobrar por compensación por abandono de su cargo hasta un pago similar a su salario de 3 años y que significa retribuciones de millones de euros, con solo calcular que el salario medio de los consejeros ejecutivos de las cotizadas es de 2,4 millones de euros así que se hacen millonarios sin proponerselo casi. Solo hay que ver los casos de despidos millonarios de directivos que salieron de las entidades de crédito nacionalizadas con ayudas públicas y que mientras los clientes se ven atrapados en preferentes y demás productos ellos se llevan el dinero en más de una valija. Una de las consecuencias es que se vea una volada de directivos previamanete al 1 de Enero cuando se ponga en marcha las nuevas medidas de tributación fiscal.

Imagen: http://actualidad.rt.com

Publicidad