Publicidad

Plan de ajuste Extremadura

En Extremadura y asumiendo el nuevo Gobierno del PP, presidido por José Antonio Monago se integra a la lista de las los planes de ajuste de las CC.AA, que más que una moda son una urgente necesidad.

El plan de ajuste de Extremadura afilará su filo para recortar sin más y eliminar sin piedad lo que deba, incluso si debe pasar por la tijera a los altos cargos algo que no siempre es tocado por no decir casi nunca cuando de ajustarse se trata.

Se estima que se pueda lograr un ahorro de hasta 4 millones de euros al año. Además de saberse que su Ejecutivo lo compondrán solo 7 consejerías, quedando fuera 4 lo que hacían un total de 11 consejerías.

La tijera además eliminará 12 direcciones generales y 2 secretarías generales, pudiendo lograr otro importante ahorro en el gasto de hasta 1 millón de euros.

Se busca con estas medidas reducir a la mitad los actuales altos cargos y también el personal de libre designación. El gasto en protocolo y recepciones oficiales se verá reducido en un 75%.

En otros gastos también le tocará alos de publicidad y propaganda, estudios y programas, los jurídicos externos de la Junta y gastos por representación y dietas de viaje todo ello será objeto de recortes.

El PP en Extremadura, ha entrado con la tijera en mano y entre otros recortes y eliminaciones, cerrará el despacho de ex presidente de la región, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, conformado por 315 metros cuadrados y que representó una inversión por 2 millones de euros.

Otros posibles recortes todavía suenan a especulación más que a certeza, como un posible recorte de gastos superfluos sobre el reducir 1.623 coches oficiales quedando en 200, las Direcciones Generales pasando de 40 a 28, además de una reducción en los 521 cargos de libre designación quedando en 250. Como sea el PP parece decidido a meter tijera en dónde más sobresalga los gastos con tal de cumplir con el objetivo de déficit.

Publicidad