Publicidad
Publicidad
Publicidad

OPI Facebook

Facebook ¿no es lo que pintaba? al parecer una de las más esperadas salidas a Bolsa del año tiene varios claroscuros que aclarar ya que en estas horas se le suman tantos problemas como inversores a medida que se acercaba la hora de su salida a Bolsa. Son varios los frentes que deben atender el consejo de Facebook respecto a su cotización en el Nasdaq por la OPI de Facebook.

Si los medios en sus diferentes formatos eran Facebook, Facebook y Facebook al nombre de la red social se le suma diferentes problemas sobre su Oferta Pública Inicial (OPI) de Facebook, los globos de la fiesta tras salir a cotizar ya había empezado a perder aire a medida que los títulos no rendían como se esperaba y las dudas ya no eran sobre el rendimiento de las acciones o de si es el inicio de una burbuja o no.

Las dudas salieron casi como primicia de parte de la firma Fidelity Investments que encontró y no pocos casos si no supone que miles de su cartera de clientes con similares dificultades con las órdenes al mercado a la vez que desde otra firma Knight Capital se salía a demandar varias compensaciones al índice Nasdaq dónde cotizan las acciones de Facebook a causa de las pérdidas en las transacciones que se llevaron adelante.

Por lo que este es uno de los ¿contados? casos que debió soportar el Nasdaq este tipo de acusaciones y presiones que se reflejaban en las demandas de los inversores y clientes.

Hasta tal punto llega el problema que Facebook podría suponerle la pérdida del registro y hasta el de salirse del Nasdaq. A todo esto y dentro de lo positivo se podía ver que las acciones de Facebook obtenían un centavo de dólar a 32,01 dólares (25,5€).

La incertidumbre además de si podrá sostener lo que prometían sus acciones, se da también sobre como terminará la OPI de Facebook, que puede que se solucione o que termine en un verdadero escándalo bursátil en especial si crecen las demandas y quejas de parte de los inversores sobre sus ordenes al mercado ya que varias no se llevaron a cabo en cuanto a los precios acordados lo que algunos suponen una estafa.

Desde la firma Fidelity coordinadamente con los reguladores llevan adelante las quejas de la cartera de sus clientes inversores, tratando de encontrar una solución y compensación. Otro frente de tormenta se llama Knight Capital y sus querellas ya que estas exigen una cifra de compensación nada inocentes al ser de los principales protagonistas de los mercados de acciones de Estados Unidos, las cifras podrían hasta triplicar lo que suele ofrecer Nasdaq por pérdidas en las operaciones lo que sería hasta un verdadero récord en demandas, tal vez aprovechando el calor del momento y que nadie quiere que se vuelva un escándalo aunque uno diría que un poco tarde para barrer la basura bajo la alfombra.

La particularidad es que existen otras firmas que no han pasado por estas dificultades y todavía falta que se calcule definitivamente el total de las pérdidas.

Publicidad