Publicidad
Publicidad
Publicidad

Nervios en las bolsas

El mercado se ha llevado hoy miércoles otro correctivo debido al fuerte movimiento al alza del petróleo que se aproxima a los 100 dólares, la debilidad del dólar a última hora y los temores de que la crisis subprime esté minando el crecimiento económico nortamericano. Las empresas hipotecarias han caído con fuerza en los Estados Unidos y, también otras empresas orientadas al consumo. El mercado parece encontrarse en un ambiente de fuerte incertidumbre con los inversores atraídos por la renta fija soberana. El bono a 10 años norteamericano ha alcanzado una rentabilidad ligeramente inferior al 4% por primera vez en 2 años.

El temor a ver el crudo por encima de los 100 ha hecho daño a las bolsas y especialmente a aquellos valores a los que pueda afectar una caída del consumo. En resumen: el sector financiero norteamericano sigue tocado, pero no hay factores nuevos en juego. El fuerte movimiento al alza del euro y el crudo parecían muy probables hace bien poco y es probable que continúen las subidas a corto plazo.

Si observamos el gráfico del petróleo, en las proximidades de 110 podría encontrar resistencia. Hay análisis que apuntan a que el crudo no irá mucho más allá. Las implicaciones de la economía China dan pistas de que el crudo podría estabilizarse en unos pocos meses, mientras que las medidas de ajuste en el mundo occidental pueden acelerarse para protegerse de los precios del petróleo. De momento, y eso es lo que importa, ver el crudo a 110 no sería raro, otra cuestión es lo que puede ocurrir a medio plazo.

El dólar, por otra parte, oscilando con comodidad por encima de los 1,45 no parece tener freno a la vista y, debido a los temores de los norteamericanos por la economía real, conviene mantenerse prudentes. A la FED no la tiembla la mano para bajar los tipos. A pesar de los comentarios de que está sobrevalorado es difícil que el dólar suba a corto y medio plazo.

El ambiente de nervios no llega a la desesperación y tampoco se ven oleadas masivas de ventas, lo que a priori es positivo aunque la vuelta de tuerca que ha supuesto el tirón del petróleo no le sienta bien a nadie. El mercado español, que ha pasado la tormenta con un comportamiento mucho mejor que el resto de los mercados parece que mostró ayer síntomas de debilidad con lo que conviene tener tiento en las próximos días.

Publicidad
Comments are closed.