Publicidad

Negocio Físico Vs Negocio Online: 7 Diferencias

Cuando un emprendedor decide dar los primeros pasos para abrir su negocio es inevitable plantearse una pregunta clave. Una pregunta cuya respuesta condicionará prácticamente todo el desarrollo de la empresa. ¿Escoger un negocio físico o un negocio online?

Una cuestión que hay que estudiar muy detenidamente, dadas las diferencias entre ambas modalidades. De hecho, son tan importantes que condicionarán en parte prácticamente todo el negocio, sobre todo, en la parte más funcional.

Hemos recopilado las 7 principales diferencias de una larga lista de particularidades de ambos negocios. ¿Negocio físico u online? Estas son sus diferencias, ventajas y desventajas:

1.     Alcance

En un negocio físico local el público está mucho más limitado, principalmente, por el área geográfica. Sin embargo, con un E-commerce las fronteras desaparecen y es posible que nuestros productos lleguen tan lejos como nuestra capacidad logística nos lo permita.

Un pequeño negocio online puede abarcar todo el mercado español desde sus comienzos, por lo que la diferenciación y las propuestas de valor resultan fundamental para que el consumidor lo escoja entre una competencia generalmente mayor.

2.     Infraestructuras

Tener un negocio físico va ligado a un local u oficina, una sede física en la que desarrollar una gran parte de nuestra actividad comercial. Esto acarrea costes como el de mantenimiento, alquiler y permisos.

Sin embargo, en un comercio electrónico no es necesario invertir tanto para tener una sede. Eso sí, será necesario contar con un lugar desde donde gestionar la mercancía y los envíos.

3.     Inversión inicial

La inversión inicial es uno de los principales factores que llevan a muchos emprendedores a optar por el formato online. Como hemos explicado, toda la parte de infraestructuras, los gastos que acarrean y los permisos queda reducida al mínimo. Eso sí, conforme el negocio online crece será necesario acometer una inversión para contar, al menos, con un almacén o con un espacio de gestión.

4.     Logística

Si en cuanto a infraestructuras e inversión iniciales la tienda online cuenta con importantes ventajas, no ocurre lo mismo con la logística. Deberemos ocuparnos de todo el proceso de envío y trasporte hasta nuestros clientes, además de la gestión de devoluciones, también conocida como logística inversa.

Por ello, conforme va creciendo el negocio online, cada vez será más importante disponer de un almacén desde donde gestionar todo el stock y los pedidos. Para una correcta gestión logística hay que escoger los sistemas de transporte, de envío y de almacenaje adecuados. En el almacén, es necesario optar por estanterías o sistemas para carga paletizada. Es posible encontrar todas estas opciones para estanterías de almacén también de forma online en Ractem, líderes europeos en estanterías.

5.     Horario

Una tienda online está abierta todos los días del año, las 24 horas. Mientras, uno físico está limitado a un horario comercial. Este amplio horario de los negocios online amplia también el alcance de sus productos, disponibles en un espacio geográfico bastante más amplio y en un espacio temporal ilimitado.

6.     Fidelización y servicio al cliente

Un punto a favor de la venta en sede física es la posibilidad de que el cliente pruebe y conozca el servicio o producto de primera mano. Además, la fidelización es mucho más fácil de conseguir gracias a esta relación interpersonal. De igual modo, el servicio al cliente es menos complicado que la gestión online.

7.     Marketing

Finalmente, otro factor diferencial entre ambos tipos de negocio es la forma de hacer marketing. Mucho más limitado en el ámbito de tienda física, el marketing permite sin embargo en el ámbito digital llegar al público objetivo a través de diferentes formas y de una manera bastante más afinada, gracias a las estadísticas que se obtienen de forma automatizada.

Publicidad