Publicidad
Publicidad
Publicidad

Moody’s rebaja a A1 los bonos de España

Definitivamente el Gobierno de España no para de recibir golpes en forma de rebajas de sus calificaciones, ya que en las últimas semanas ha sido rebajada las notas de varios bancos españoles, también le han rebajado su rating y S&P le rebajó el rating a España hasta (AA-) y con perspectiva negativa. Mientras que Moody’s decidió no ser menos rebajando el rating de los bonos de España hasta ubicarlo en (A1).

La agencia de rating y calificación financiera Moody’s le bajó el pulgar a la nota de la deuda española que desciende en dos escalones, pasando de (Aa2) a (A1), además de indicar que España está expuesto a los mercados.

Con esto las obligaciones del Gobierno español a largo plazo quedarán por un tiempo con un (A1) por lo menos hasta que Moody’s la vuelva a revisar para subirla o rebajarla más.

Moody’s fue menos sensible que las otras agencias de rating para rebajar la nota de España frente a Standard and Poor’s y Fitch, que también rebajaron la nota en (AA-).

Viendo en sí la nota (A1) esta es la quinta mejor nota dentro de la escala que ubica Moody’s. Según Moody’s ha decidido rebajarle la calificación a la deuda de España ya que no ha podido salir de la zona de quedar influido por los mercados.

En cuanto a la perspectiva a futuro para 2012, España presentará un crecimiento económico que si es positivo será de un máximo del 1%, lo que también le rebaja su anterior previsión que era del 1,8%, por lo que queda en serio riesgo lograr algunos de los objetivos marcados para 2012 aunque esto le tocará al nuevo Gobierno que surja de las elecciones del 20-N.

Además de que hoy no hay ninguna medida o plan que le resulte creíble y que permita frenar la crisis de deuda. Ya para 2012 España si llegara a tener un crecimiento este sería muy lento además de tener que lidiar con los recortes presupuestales.

España deja atrás además ser considerado como un emisor de alta calidad, ahora se ubicará en el grupo de nivel de los emisores sólidos aunque susceptibles de ser sufrir las eventuales circunstancias que pueden suceder en medio de la crisis por lo que su imagen y solvencia ante esto se ve comprometida.

Moody’s dela claro que casi que se cansaron de esperar por alguna medida que aportara soluciones mientras había puesto este año las notas bajo revisión y entre esos meses y este no se dio ninguna solución que resultara creíble para acabar con la crisis de deuda soberana, por lo que las dudas del mercado no se clamaron, las bolsas suben y bajan en una misma jornada y las agencias se ven obligadas en pasar de la revisión a rebajar la nota de los países y de los bancos.

Publicidad