Publicidad

Microsoft desaparecerá en cinco años, Facebook en tres

Microsoft desaparecerá en cinco años Facebook en tres

O por lo menos esto es lo que dice opinar Karsten Gerloff, presidente de la Fundación de Software Libre de Europa, que, en el marco de su participación en la Euskal Encounter mostró un convencimiento absoluto sobre dichas afirmaciones.

Gerloff, que participaba en una exposición sobre la situación actual y futuro de la tecnología, así como la privacidad y las redes sociales, cree que el proceso de defunción de Facebook seguirá parámetros similares a lo ocurrido con la otrora reina de las redes sociales Myspace y, lo plantea como un escenario inevitable, en el que este fin, según sus propias palabras, es simplemente producto de una ley matemática.

No tiene muchos problemas en cualquier caso el presidente de la FSFE con ese fin vaticinado a la red social líder en la actualidad, el planteamiento de Gerloff, muy cercano a cuestiones mediáticas de alta relevancia en los últimos tiempos, viene a presentar una red social en la que no existe el respeto en dirección al usuario, ya que, siempre según este planteamiento, el usuario es un producto en la transacción con el verdadero cliente de la res social; la empresa privada y las organizaciones gubernamentales.

Continuando en la misma línea, cargaba también sobre Google en dirección a las posibles taras en el ámbito de la privacidad que también atribuye a Facebook, y por extensión a Amazon, con el que crea un triángulo que, al menos da que pensar, ya que según él, facebook define quiénes somos, Amazon establece lo que queremos y Google determina lo que pensamos.

Dentro de este panorama semi apocalíptico, en el que el ponente defiende obviamente el software libre como punto de partida para la creación de herramientas que permitan acercarse a sistemas en paralelo, según él mucho más correctos en todos estos ámbitos, Gerloff predecía también la desaparición de otro de los gigantes relacionados con la informática e Internet, Microsoft, a quien atribuía el demérito de no haber sido capaz de reinventarse, y en función de este error, le concedía un periodo de vida no superior a los 10 años, concretamente entre cinco y diez años.

Evidentemente, se trata de unas declaraciones polémicas, y una auténtica carga de profundidad en dirección precisamente a los lugares en los que los gigantes citados parece que están haciendo agua. Pudiera parecer, efectivamente, todo muy exagerado, pero hagámonos una pregunta; ¿en los momentos álgidos de myspace alguien se podía plantear la situación actual de esa red en un futuro tan a corto plazo?

Imagen: Simon Pixabay.com

Publicidad