Publicidad
Publicidad
Publicidad

Media Markt ¿falta de ética o innovación?

Media Markt se trata de una gran empresa alemana dedicada al comercio al pormenor de productos informáticos, electrodomésticos, imagen y sonido. El consumidor siempre se ha dirigido a sus tiendas cuando andaba buscando un nuevo televisor, una lavadora o un secador de pelo. En su folleto de la semana pasada, como en el de las anteriores, aparecía el lema “¡nos hemos vuelto locos!” pero había algo que hacía pensar que esta vez la afirmación era cierta.

El Grupo Metro Group, al que pertenece Media Markt, está llevando a cabo una agresiva estrategia comercial para aumentar ventas y beneficios y conseguir posicionarse frente a sus competidores pero, ¿cuándo es demasiado? En pasado catálogo ofertaban entre tostadoras  productos tan pocos relacionados con su negocio como injertos de pelo y aumentos de pecho.

Media Markt ha llegado a un acuerdo con la clínica del Doctor Ramón Vila-Rovira por el cuál, ofertan algunos de sus servicios de cirugía plástica: aumento de mamas e injerto de pelo por 3.999 euros cada intervención. 

La compra se realiza de modo que se adquiere el bono para estas intervenciones en las tiendas Media Markt y se abona íntegramente la intervención en la clínica de Barcelona.

Sin embargo, la empresa tradicionalmente dedicada a la electrónica, no solamente ha introducido estas intervenciones en sus catálogos, son varios los productos que no pegan ni con cola con las planchas de pelo o los reproductores de música.

En su último folleto también se ofertaban productos como coches, motocicletas, relojes, ambientadores, detergentes para la lavadora, cerveza o entradas para el cine.

Con la venta de todos estos productos, Media Markt claramente se sale de la venta de los productos de su sector. Por supuesto, se trata de una campaña publicitaria agresiva pero habrá que esperar para ver el resultado de ella.

Hay opiniones al respecto de todo tipo. Las dos posturas principales son:

  • Como empresa con libre comercio, tiene derecho a ofertar cualquier producto. Si piensa que le va a resultar rentable y va a aumentar sus beneficios, ¿por qué no?.
  • Ofertar este tipo de productos de esta manera es éticamente incorrecto. La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE) afirma que va en contra del código ético de un médico y que contradice el Decálogo de cómo un médico debe tratar a un paciente’.
Publicidad