Publicidad

Los verdaderos “lobos” de Wall Street

Desde el estreno de “El lobo de Wall Street”, no se habla de otra cosa. Todo el mundo quiere verla, y sobretodo son muchos lo que sueñan con ese mundo de los “brokers”. Pero, ¿realmente es verdad todo lo que se dice?  Pues unas cosas sí y otras no, como en todo. Por ejemplo, lo que ya sabemos, los sueldos. Cifras astronómicas con primas de hasta 5 millones de euros, que lógicamente son necesarias para mantener el nivel de vida de esto trabajadores que gastan entre 1,5 y 3 millones de euros al año para cubrir gastos básicos.
El periódico New York Times publicaba hace algún tiempo que  un ejecutivo no de los más altos y con relativamente pocos gastos, necesitaba 800.000 dólares al año sólo para empezar. Más impuestos, pues 1.600.000 dólares. Hipoteca, segunda hipoteca, comida, niños, gastos de comunidad o suministros. Y ya si añadimos el gimnasio, chófer, restaurantes, ropa de lujo, embarcaciones, universidades…
Y ahora que sabemos en qué se lo gastan, veamos quiénes son los que se lo gastan (o lo han gastado).

Años 80, los conocidos bonos basura

  • Bernard Madoff estafó 48.000 millones de euros, pagaba los intereses de unos con el capital de otros.
  • Allen Stanford estafó 5.000 millones y logró que el príncipe Eduardo de Inglaterra le nombrara caballero de la ex colonia de Antigua y Barbuda.
  • Michael Milken, el rey de los bonos basura, tuvo que pagar una multa de casi 400 millones de euros.
  • Charles Keating, que, con la ayuda de cinco senadores de EEUU, había levantado un imperio bancario e inmobiliario en el sureste del país, acabó en la cárcel.

Años 90, Revolución tecnológica

  • John Rigas infló el valor de su cadena de televisión por cable, Adelphia, en 1.700 millones de euros.
  • Ken Lay movió 3.200 millones en pérdidas del gigante de la energía Enron a empresas ficticias creadas en paraísos fiscales.
  • Bernie Ebbers, que infló el valor de los activos de WorldCom, una de las mayores telefónicas del mundo -aliada, entre otras, de Telefónica-, en 8.000 millones de euros.

Autocartera, los bancos invierten su propio dinero

  • Jérôme Kerviel hizo un agujero de 4.900 millones de euros al banco Société Générale en 2009
  • Kweku Adoboli, agujero  de 1.500 al suizo UBS en 2011
  • Alberto Martín-Artajo está a la espera de que se decida su extradición a EEUU por una operación del mismo tipo en la que el mayor banco del mundo, JP Morgan, perdió 4.900 millones de euros.
  • Dick Fuld sacaba la basura del balance de Lehman Brothers prestándosela a otras entidades al final de cada trimestre, con lo que los activos problemáticos dejaban de estar en el banco.

Fuente: El Mundo

Quizás te interesa:

Publicidad