Publicidad
Publicidad
Publicidad

Los cooperativistas, una solución para el suelo de la banca

El suelo acumulado por las entidades financieras se ha convertido, en estos momentos, en uno de los mayores problemas en sus balances.  Algunos expertos cifran incluso en 45 años el tiempo que algunas entidades pueden tardar en desprenderse de alguno de sus solares.

En este sentido, José Parra, director general del Grupo Main, ha señalado que “la única salida que tiene actualmente la venta del suelo es la autopromoción, pero para ello es fundamental que el suelo sea urbanizable o esté ya urbanizado”.  En referencia a los bancos dijo que los bancos tienen ya muy pocas opciones, indicando que “o aparcan el suelo como cadáveres en un armario o realizan el desarrollo urbanístico del suelo, montan una cooperativa y venden a precio de coste a los ciudadanos”.

Limpiar balances y dividir el riesgo

Acudir a las cooperativas para liquidar el suelo sería una fórmula en la que todas las partes obtendrían beneficio.  Por un lado, las entidades financieras limpiarían su balance al sacar el suelo del mismo, y además dividirían el riesgo, ya que aúnque financiarían parte de la compra del suelo y de la construcción de las viviendas, el riesgo quedaría repartido con los cooperativistas.  Por otro lado, los cooperativistas conseguirían un terreno para construir las viviendas.

La compra de terrenos, además, se realizaría con fuertes descensos en los precios, lo que repercutiría en la construcción de viviendas más baratas.  En este tema, José Parra apuntó que “se están aplicando rebajas de hasta el 80% dependiendo de la ubicación del suelo.  Evidentemente, no es lo mismo que el suelo esté ubicado en Madrid capital o a 20 kilómetros de distancia; pero lo cierto es que en estos momentos nos estamos moviendo en precios de 2007”.

Por otro lado, Jorge Pérez Curto, socio director del departamento de residencial del grupo Colliers International, también señaló que no se está hablando de un negocio especulativo ya que “los cooperativistas son los promotores de su propia vivienda y normalmento forman parte de la cooperativa para satisfacer la necesidad real de poseer una vivienda“.

El problema de la financiación

El gran problema de la financiación ya lo apuntó hace unos meses David Martinez, el director gerente de la Junta de Compensación de Valdebebas, cuando señaló que “hace un par de años los bancos prestaban a las cooperativas hasta el 70% del valor del suelo más el dinero necesario para comenzar a construir.  Después ese porcentaje se redujo hasta el 50%, y en estos momentos ese porcentaje se ha reducido hasta el 30%”.

Publicidad