Publicidad
Publicidad
Publicidad

Los bancos centrales toman el mando: recorte conjunto de tipos

¡Por fin! Ha tenido que pasar casi un mes desde el estallido de la crisis del sector financiero para que finalmente los bancos centrales de las principales economías se pongan de acuerdo no sólo para inyectar liquidez sino también para tomar otra serie de medidas. Y es que el Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal (fed) y el Banco de Inglaterra han rebajado los tipos de interés 0,5 puntos de forma conjunta en una medida que no se veía desde los atentados de 11 S a las Torres Gemelas. Son las cosas del pánico.

Ajenos a la decisión del Ecofin de aumentar la garantía de aumentar hasta 50.000 euros la garantía mínima de los depósitos en la Unión Europea (UE) (o impulsados por ella), los mercados europeos han abierto la sesión con fuertes pérdidas, siguiendo la tendencia de las bolsas asiáticas, donde el Nikkei registró su mayor caída desde 1987. Como no podía ser de otra forma el sector bancario ha sido el más castigado en este nuevo ataque de pánico entre los inversores. Una vez más el crack bursátil se ha cernido sobre el parque y al final los bancos centrales no han tenido más remedio que intervenir.

Esta bajada conjunta de los tres grandes bancos centrales, a las que también se han único Canadá y Suecia, ha servido para aliviar momentáneamente las tensiones en el mercado interbancario. Sin embargo, no hay que olvidar que no deja de ser una solución de emergencia, y que no disipa ni mucho menos los problemas de fondo del mercado interbancario.

En el caso del BCE, también ha recortado sus tipos aplicados a la facilidad marginal de crédito (préstamos a bancos), hasta el 4,75%, y los aplicados a la facilidad de depósito, hasta el 2,75%. De esta forma intentará facilitar el acceso a financiación de las entidades de crédito.

Después de esta rebaja por sorpresa los tipos de interés en la zona euro se sitúan en el 3,75%en tanto que la Fed deja el precio del dinero 1% y en el Reino Unido al 4,5%.

Publicidad