Publicidad
Publicidad
Publicidad

Los atrapados en los bonos autonómicos

Además del colectivo de inversores atrapados en las preferentes surgen los otros atrapados pero en los bonos autonómicos que funcionan como una red que atrapa ya a cientos de miles de pequeños ahorradores que confiaron en ellos. Estos cientos de miles de inversores españoles quedan atrapados en los bonos patrióticos ya que no los pueden vender en el mercado.

Actualmente el nivel de ofertas de compra no es nada bueno y las transacciones es decir las ventas deben asumirse fuertes pérdidas del 15%. Todo se desató entre el año pasado y a inicios de este 2012.

Las últimas en emitir fueron la Generalitat de Cataluña y la Valenciana que llegaron a emitir 8.801,76 millones en bonos para pequeños ahorradores. Todo se da dentro del mercado secundario de deuda, los inversores han estado negociando y es reflejo como las diferentes ventas registran cifras demasiado bajas y el nivel de negociación diaria se frena en los 50.000€ por lo que estos títulos de deuda perdieron su atractivo. Otros arriesgan que se ha llegado a un momento que los bonos patrióticos registran altos intereses, por lo que los que pensaban comprar se han corrido a otros productos mas rentable.

Uno de los ejemplos son los bonos catalanes emitidos por Abril de 2011 teniendo un plazo de amortización de 2 años fueron vendidos hace una semana al 87,1% lo que implica pérdidas del 13% sobre el inversor inicial, y el comprador es una rentabilidad del 15,5%, lo que los analistas emparentan con el tipo que registran los activos de alto riesgo.

Mientras que, los bonos valencianos que fueron emitidos por Diciembre de 2011 tienen vencimientos a 1 año, en este caso el rendimiento para los que los compren fue del 24,59%, y para el vendedor debieron afrontar una pérdida del 7%.

Por el lado de los bonos de Andalucía o Murcia, no les ha ido mejor ya que los inversores en dichos bonos no pudieron venderlos por lo que si que quedaron atrapados. Ante esto los analistas aconsejan seguir con ellos.

Lo que no todos o casi ninguno de los inversores en bonos patrióticos toman en cuenta es que estos son percibidos con un alto nivel de riesgo que por ejemplo la deuda propia del Estado español, lo que dice mucho si se toma en cuenta la desconfianza en el Gobierno español.

Un gran problema es lo que se llama iliquidez del mercado que se junta a unas condiciones nada favorables para que se den compras por lo que todos aquellos inversores que posean bonos deberán seguir con ellos en sus carteras y en varios casos hasta cumplirse el vencimiento fijado.

Lo que no deben tener es por el pago, al recordarles que su pago se encuentra asegurado. Y en cuanto a la devolución de lo invertido en bonos posee una alta importancia respecto a los demás pagos.

Además de que el Gobierno apuntalará con medidas de ayuda para que las Comunidades Autónomas cumplan con el pago de su deuda en especial al haber puesto disponible al fondo de liquidez sirva para que las Comunidades Autónomas pidan si precisan su recate es decir ayuda financiera.

Publicidad