Publicidad
Publicidad
Publicidad

Los abogados reinan entre los presidentes

Si existiera una carrera previa como requisito para ser presidente, seguramente una de ellas sería la de abogado.

De los cinco presidentes de los gobiernos democráticos que ha tenido España, uno solo Leopoldo Calvo Sotelo, tenía título de ingeniero, los otros presidentes se recibieron en sus licenciaturas de Derecho.

A partir de un estudio de The Economist sobre 5.000 presidentes de gobierno y ministros, el 20% resultaron ser juristas, repartidos por el Viejo Continente y Estados Unidos.

Quizás esta tendencia sea el reflejo de sus convicciones y que este tipo de carreras han estado ligadas a lo público, más que las carreras de ciencias, además que su formación acerca a los presidentes más a las leyes y por lo tanto, son más concientes a la hora de estudiarlas y aprobarlas.

El caso de Estados Unidos, actualmente con Barack Obama como presidente y su Premio Nobel de la Paz, es uno de los países que mayor proporción de abogados registra dentro del gobierno.

Por el lado de China y Rusia reinan los ingenieros, muchos atribuyen que predominen los ingenieros, a sus culturas, donde se le da suma importancia al conocimiento de la tierra como son los ingenieros agrícolas, de la industria y de las infraestructuras.

En China, el presidente Hu se recibió en ingeniería hidráulica, su predecesor, Jiang Zemin, se recibió de ingeniero industrial.

En tanto que Rusia, cuenta con una tradición similar, aunque en los últimos años ha habido varios empresarios (entre los años 1997 y 2003).

La carrera de empresariales es la segunda más estudiada por los políticos, llegando a ser el 17%, seguida por diplomáticos, militares, periodistas, economistas, médicos y académicos.

En cuanto al continente africano, como no podía ser de otra manera, según su tradición golpista, los militares son los que más tienen presencia. Dentro de los actuales casos se encuentran Omar al-Bashir en Sudán, Meles Zenawi en Etiopía y Paul Kagame en Ruanda.

Mientras que en América Latina, existe una gran variedad. Puede encontrarse desde médicos, el presidente de Uruguay Tabaré Vazquez es oncólogo, o algunos ministros de Brasil. Por el lado de Chile, se pueden encontrar más a los economistas y empresariales.

Sólo Angela Merkel, que estudió en el Instituto de Física y Química de la Academia de las Ciencias doctorándose en Física Cuántica, y Gordon Brown, que se licenció en Historia, los demás líderes europeos cursaron sus principales estudios en las Facultades de Derecho.

En cuanto a Nicolás Sarkozy, terminó leyes en la Universidad de París X Nanterre y políticas en el Institut d’Études Politiques de París. Por el lado del playboy Silvio Berlusconi, cursó Derecho en la Universidad de Milán, aunque enfocándose en empresarial.

El actual presidente español José Luis Rodríguez Zapatero, estudió en la Universidad de León, José María Aznar y el primer presidente democrático de España, Adolfo Suárez, se licenciaron en la Universidad Complutense de Madrid y Felipe González, en la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla.

España se diferencia registrando una administración muy jurídica, diferenciándose de otros países, sobre todo los anglosajones. Mientras que la mayoría de los líderes británicos pertenecen al mundo empresarial, de las finanzas y de los sindicatos.

Pero al momento de enfrentarse al reto de ser presidentes de sus respectivos países, todos tienen que graduarse en sentido común y pasar por varias materias, que más allá de tener el título que tengan, los harán los verdaderos líderes ante sus países.

Publicidad
Comments are closed.