Publicidad
Publicidad
Publicidad

Loa minoritarios de Ezentis también se juntan para plantar cara al Consejo

En la misma línea de otras comañías cuyo valor ha caído con la entrada de nuevos accionistas como La Seda, los minoritarios de Ezentis han decidido unirse para hacer frente al actual consejo de administración. Para ello el pasado 10 de junio constituyeron un NEM o Núcleo Estable de Accionistas Minoritarios de Ezentis con 300.000 títulos y con el apoyo de Aemec. En poco menos de un mes suman  más de 17 millones de acciones y más del 5% del capital social de la empresa.

El NEM de Ezentis considera que la caída de la acción desde marzo, cercana al 47% en lo que va de año y del 24,84% en un solo día, no sólo se debe a la incertidumbre existente en el mercado sino por una negligente gestión de la compañía. Las críticas se centran en tres puntios principales que tienen que ver con la entrada del banco japonés Nomura en el accionariado en 2008.

Y por eso piden a la CNMV que explique lo siguiente:

  • Desatender el compromiso adquirido en 2008 de no vender las acciones compradas en un plazo de tres años a precios inferiores a 3,6 euros por título y no informar a la CNMV ni a los accionistas de la venta de acciones por porcentaje superior al 3%.
  • Que a través de TSS Luxenburgo, Nomura controló entre 2009 y 2010 más del 50% del consejo de la compañía, estando obligada a presentar una OPA por el 100% de la misma.
  • La compra de Sedesa se presentó como la fórmula para reflotar la compañía y apenas nueve meses más tarde esta entró en concurso de acreedores. Desde el NEM creen que han existido conflictos de interés de los administradores y por lo tanto ponen en dudas su diligencia.

Los minoritarios creen que la CNMV debería tomar medidas y explicar la compra de Sedesa así como otras operaciones y desean que esta operación se trate en la próxima junta de accionistas e incluso podrían llegar a pedir una junta extraordinaria monotemática al respecto. En la junta general se pedirá en consecuencia responsabilidades por la compra de Sedesa y todo el proceso de adquisición, sin descartar incluso solicitar el cese del consejo.

Como explicó Juan Ignacio Peinado Gracia, socio de Cremades&Calvo-Sotelo, resulta lógico que se hiciese una due diligence antes de la compra de Sedesa y quien la hiciese debería responder por ello.

En caso extremo, se llegaría a pedir el cese de los administradores de Ezentis por el daño causado a la compañía.  Ahora mismo, al tener más de un 5% del capital, el NEM podría pedir la sustitución del consejo e incluso impugnar algunos de los acuerdos, empezando por los relativos a la conversión de las obligaciones. Y a largo plazo, el objetivo es contar con un consejero dentro de la empresa, que sí sería un consejero realmente independiente.

Por su parte, Luis Miguel Medina, presidente del NEM,recuerda que la empresa sigue perteneciendo a los minoritarios y piden a la CMNV que investigue y que si creen que hay irregularidaes que tome las medidas que estime oportuna. “En caso de que no actuasen tomaríamos las medidas que nos asesoren desde Cremades&Calvo-Sotelo pero no descartamos ninguna”.“Creeemos que la compañía es viable y que no hay peligro de quiebra, pero lo cierto es que la empresa necesita dinero y por eso Ezentis Infraestructuras ha entrado en preconcurso de acreedores junto con Sedesa”.

“Yo la sensación que tengo es que aquí hemos jugado una partida de cartas y algunos las tenían marcadas. Yo me siento estafado” explica Medina, para el que “el responsable de la gestión al final es Nomura, aunque TSS Luxemburgo ha estado gestionando”.

Publicidad

3 responses to “Loa minoritarios de Ezentis también se juntan para plantar cara al Consejo

Comments are closed.