Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo que debes saber antes de subir a un taxi

A la hora de utilizar servicios públicos o servicios privados el usuario no conoce sus derechos tanto como debería. Muchas veces, el hecho de desconocer alguno de ellos, da lugar a que nos tomen el pelo, o a no poder defendernos antes algo que creemos que no es lo correcto o reclamar algo a lo que tenemos derecho, debido a nuestro desconocimiento sobre el servicio en cuestión.

Uno de los servicios públicos que más problemas y quejas recibe a lo largo del año es el servicio de taxis. Por supuesto todos sabemos que el taxímetro es obligatorio para los taxis, y es complicado que nos encarezcan la factura o que el taxímetro funcione de forma fraudulenta. Pero algunas veces, los taxistas se sirven de su “astucia” para que ese taxímetro suba unos euro. Lo más habitual es que el taxista elija un camino más largo, en el que haya atasco tenga más semáforos. Por eso es conveniente estar atento y marcar nosotros el camino por el que queremos ir, porque por si no lo sabe, el cliente tiene derecho a elegir el trayecto hasta su lugar de destino.

Esta es una de las más habituales, pero hay otras muchas como complementos adicionales a la factura o incluso coger un determinado taxi , que son habituales pero que desconocemos. A continuación enumeraremos algunos de los principales derechos que tienen los usuarios de taxi, y que la mayoría desconoce.

  • El importe íntegro de la factura debe estar reflejado en el taxímetro, incluso los suplementos que se puedan generar. El pasajero está obligado a pagar los peajes por los que incurra el taxi, siempre y cuando el taxista haya informado antes de comenzar el trayecto de su existencia, pudiendo el usuario cambiar de trayecto.
  • El taxímetro empezará a contar en el momento de iniciar la marcha, excepto cuando se haya pedido el taxi por radio o teléfono, que contabilizará desde el punto de partida del taxi, con un máximo de 5 euros.
  • A los viajes desde el aeropuerto hasta el interior de la Calle 30, serán siempre de 30 euros precio fijado. No se podrá añadir ningún suplemento. Cuándo el recorrido sea inferior a 10 km, la tarifa fija será de 20 euros.
  • Solicitar que se suba o baje la radio, la ventanillas o la luz trasera. También que se encienda o apague el sistema de climatización. En caso de mal funcionamiento el usuario podrá bajarse del taxi sin pago alguno, antes del inicio del viaje. El taxista tendrá que informar de su mal funcionamiento.
  • Elegir en las paradas de Taxi, el vehículo en el que se quiere realizar el trayecto (excepto en aeropuertos, o estaciones de tren).
  • Transportar gratuitamente perros guía.

Fotografía: tonymadrid

Publicidad