Publicidad

¿Libertad de expresión o Wikileaks?

Una de las páginas Webs más controversiales del momento, WikiLeaks, dio a conocer que estará suspendiendo temporalmente la publicación con el fin de volver a recaudar fondos agresivamente y así mantenerse a flote.

Tras el bloqueo financiero de Bank of America, VISA, MasterCard, PayPal y Western Union se ha destruido el 95% de la financiación de Wikileaks, tal como ha declarado Julian Assange, fundador de la organización.

Tal como aclaró el personaje, “nuestros escasos recursos ahora deben centrarse exclusivamente en la lucha contra este bloqueo bancario ilegal“. “Si este ataque financiero es indiscutible, un precedente peligroso, opresivo y antidemocrático que se ha establecido, las implicaciones van más allá de WikiLeaks y su trabajo“.

Hablar delante de un telón de fondo que muestra al revés logos de VISA, MasterCard, Bank of America y PayPal, Assange dijo que su organización, lo que facilita el anonimato a la filtración de información secreta, lo cual ha funcionado con reservas de efectivo por 11 meses.

Muchas instituciones financieras dejaron de hacer negocios con el sitio después de que publicó un tesoro de cables confidenciales diplomáticos Estados Unidos a finales del año pasado, y las donaciones han sido bloqueadas.

Autoridades de Estados Unidos han dicho que la divulgación de la información clasificada era ilegal y que esto podría traer riesgos aparejados a daños hacia los particulares y la seguridad nacional. ¿Es esto cierto? La información que brinda nunca cita fuente ni tampoco menciona a la o las personas que aportan la documentación. Con esto que acabo de decir, ¿por qué habrían de temerle los gobiernos, si la información no tiene sustento real? Sin embargo, los hechos parecen demostrar lo contrario, y aunque la información de Wikileaks sea mostrada sin una base, a los gobiernos les molesta que alguien ande diciendo “rumores” que bien podrían ser ciertos, o ¿realmente lo son e intentan callarlos?

WikiLeaks tiene, sin embargo, “ignoró las peticiones no publicar o difundir los documentos de Estados Unidos y ante ello, es casi seguro que tendrá y mantendrá su patrón bien establecido de acciones irresponsables, imprudentes y peligrosas, francamente”, así lo dijo el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Victoria Nuland, el mes pasado.

Assange dijo que las publicaciones de Wikileaks están protegidas por la Primera Enmienda de la Constitución de dicho país, y que no hubo juicios ni acusaciones contra su organización. ¿Por qué el bloqueo entonces?

No olvidemos que el lunes pasado, Wikileaks había lanzado un cumplimiento antimonopolio sobre el bloqueo financiero con la Comisión Europea. La organización también dijo que había comenzado la acción administrativa previa en contra de los bloques de financiación en Islandia, Dinamarca, el Reino Unido, Bélgica, Estados Unidos y Australia.

El bloqueo distingue arbitrariamente a una organización que no ha cometido ningún acto ilegal en cualquier país y corta sus alas de todos los países. A todo esto, repito: ¿cuál es el miedo a un sitio Web que lanza continuamente rumores? Vemos ya, que no serán tan rumores como se creían, sino no habría tanta revolución y movimiento para acallar estas voces. Denuncien, y juzguen, pero más que nada, digan la verdad. Si no tienen acusaciones, no ataquen… Libertad de expresión ante todo, no crean que puede cambiar el mundo, pero al parecer, mal les hace.

¿Cuál es la democracia que quiere imponernos Estados Unidos desde hace años? ¿La que tiene que censurar los sitios Webs que no le convengan? ¿La que pide que se le bloqueen los servicios? ¿Esa democracia es la que inspira a la paz? Al parecer la libertad de expresión y la existencia de Wikileaks no van de la mano.Dejemos de ser hipócritas

Publicidad