Publicidad

Las grandes marcas de coches se retiran de la F1

Si faltaba algún sitio donde la crisis podría hacer mella para demostrar lo fuerte que es, sin dudas el retiro de las grandes marcas de la F1 es un reflejo de su presencia y que dista mucho de irse todavía.

Es tan severa la crisis sobre todo en el sector del automóvil que las grandes marcas han tomado la decisión de ir retirándose de la Fórmula 1, dejándole paso a otras marcas que deseen subirse al vértigo económico que significa actualmente apostar a la F1.

En tanto que la última en retirarse por el momento, fue Toyota. Mientras que Renault todavía tiene que tomar una decisión, ya que existe el rumor que la marca francesa podría abandonar la F1 también., dado que ha ido perdiendo patrocinadores, y más tras el escándalo Briatore, siendo otro factor para abandonar la competición.

Todas las marcas que se han retirado o se están por retirar, piensan lo mismo “Para qué gastar cientos de millones de euros en una competición que no les aporta los retornos esperados”, se arriesga mucho y se gana poco.

Toyota Motor confirmó sus planes para retirarse del Campeonato de la Fórmula 1 al final de la temporada 2009 teniendo en cuenta la grave situación económica actual, según un comunicado hecho público por la compañía.

Uno de los primeros en darse de baja fue Honda, ya hace casi un año, siendo otro gran constructor japonés de la Fórmula 1, Honda, sorprendía con el anuncio. Los accionistas habrían sido un factor importante para tal retiro, ya que los mismos habrían ejercido presión.

Si se refleja en los números tanto Honda como Toyota, no deberían haber esperado a la crisis, ya que estas destinaban inmensas cantidades de dinero a sus escuderías, obteniendo resultados muy por debajo de lo que se esperaba.

Incluso, Toyota por varios años ha sido el equipo que aportó mayor inversión, cifras por encima de los 300 millones de euros. Mientras que Honda, se puede decir que lo suyo es irónico, ya que, la inversión que había realizado se rentabilizó tras haberse ido, con la victoria en el campeonato de constructores de Brawn GP. Este es un equipo financiado por la misma marca japonesa, más allá que su propulsor ni su logotipo aparecieran en el automóvil de Jenson Button.

Otros de los que sorprendió fue BMW, cuando anunció que dejará de competir en 2010. Si bien Honda, una marca histórica en la F1, tan sólo hacía un par de años que había obtenido el 100% de la antigua BAR, no se esperaba que diera semejante paso. Toyota se encontraba compitiendo desde 2002. Mientras que BMW había logrado un acuerdo con el suizo Peter Sauber para adquirir su escudería y poder competir con una escudería propia. Por lo que se espera que Sauber ocupe la plaza de Toyota para la próxima temporada.

En tanto que de cara a la próxima temporada, la parrilla de la Fórmula 1 traerá varias novedades. Aunque se sabe que Renault, Fiat, Williams, Ferrari, y Mercedes, con su participada McLaren (existe el rumor de que podría adquirir Brawn para poder contar equipo propio), seguirán en la competición. Mientras que las demás escuderías son independientes. Será el turno de Campos Grand Prix la primera escudería con capital español, se espera el regreso de Lotus.

De los trece equipos para 2010, al menos cinco serán nuevos, siendo todos ellos privados. Una de las nuevas condiciones será que todos los coches correrán con motores Cosworth, en una medida para lograr imponer el propulsor único.

Otro retiro significativo será el de Bridgestone, habiendo sido el único proveedor de neumáticos y habiéndole ganado la pelea a Michelin, ahora ha anunciado su próximo retiro. Al final de la temporada 2010, Bridgestone dejará la competición, sin saberse aún su reemplazante.

La próxima será una temporada de pruebas, de nuevas medidas, de nuevas escuderías, neumáticos y de presupuestos puede que todo sea más parejo o que Ferrari, McLaren se hagan un festín sacándoles más ventajas a las nuevas escuderías. Quizás la crisis sea un factor que equilibre todo y haga la competición más pareja.

Publicidad