Publicidad
Publicidad
Publicidad

Las bodas en tiempo de crisis

Los meses de mayo (en mayor medida) y junio son considerados como los de mayor volumen de celebración de bodas durante el año. Y aunque esto sobre el papel sigue siendo así, cada vez en mayor medida la fecha de celebración de estas ceremonias se va diseminando durante el resto de meses. Y es que, por supuesto, la crisis también ha llegado a las bodas.

Si lo pensamos un segundo es algo natural. La celebración de la boda trae consigo un gran número de gastos, que van más allá de los que habitualmente se reconocen como el banquete o los trajes. Sin embargo en los últimos años el gasto medio por boda en nuestro país ha ido descendiendo de manera sensible.

Las bodas en tiempo de crisis

En tanto es así que por ejemplo en el año 2003 el coste medio de una boda en España se cuantificaba en 21.500€ mientras que el pasado año 2013 esta cifra quedaba reducida a los 13.590€ de media.

Lógicamente el recorte viene dado por los recortes parciales de los diferentes gastos que componen una celebración de estas características, vamos a repasar alguno de los más relevantes.

Evolución coste medio de las bodas

2003 21.500€
2004 24.500€
2005 25.054€
2006 22.178€
2007 22.705€
2008 20.805€
2009 18.380€
2010 16.500€
2011 14.390€
2012 13.190€
2013 13.590€

Los banquetes

Se llevan la parte del león en las bodas suponiendo el principal gasto de las mismas. Se viene a dar por bueno el cálculo que dice que más de 50% del coste final de una boda es imputable al banquete.

Dos han sido los factores de reducción básicos en este apartado:

  • Menos invitados aunque es difícil un cálculo certero las publicaciones especializadas hablan de una caída media de entre un 30% y un 40% de invitados por boda.
  • La bajada de los precios de los menús donde encontramos también una rebaja media superior al 20% con respecto ya no al comienzo del siglo (donde la diferencia sería mucho mayor) sino con respecto al año 2010.

La luna de miel

Esta post celebración de la boda es uno de los apartados más castigados por la reducción de gastos. Cada vez son más las parejas que recortan o posponen el viaje de novios para que coincida con las fechas vacacionales tradicionales. Las agencias especializadas son reacias a aportar datos concretos pero se da por seguro una reducción en el costo de la oferta media de viajes de novios organizados no inferior al 25% en los últimos tres años.

Aquí también han entrado en juego la elección de destinos más económicos y cercanos que supongan un desembolso menor que los destinos tradicionales.

Las bodas en tiempo de crisis

 

Los trajes

Teóricamente estamos ante uno de los gastos intocables de una boda. Sin embargo se debe reconocer que también ha sido afectado de manera más que notable por la crisis. Uno de los datos relevantes que lo prueba es el gran aumento del alquiler de vestidos y trajes, que ya en el año 2013 crecía un 35% con respecto al año anterior.

Aunque teóricamente tampoco la media de coste del vestido de novia ha bajado, lo cierto es que lo que ha hecho es subir y sigue fijada en una cantidad en sus mínimos sobre los 600 euros, que, con la suma de calzado, complementos, peluquería, maquillaje, etc alcance una cifra promedio ligeramente superior a los €1500 aun así lejana de los gastos de los primeros años del presente siglo.

En el caso de la ropa de hombre estos números incluso bajan más, con un gasto medio sobre los 500 euros.

Otros gastos

No son gastos menores si se toman en conjunto. Por ejemplo, las alianzas, la decoración de la iglesia, la decoración del coche de la novia, el ramo…en general todos estos gastos junto a otros como la fotografía del día o la música post banquete, se han recortado de manera sensible ya que se vienen a considerar gastos menores comparativamente con los anteriores.

Buenos ejemplos de esto son la caída en picado en los últimos cinco años de los alquileres de coches de época para bodas o la apuesta por invitaciones más económicas.

imagen  pixabay.com

imagen 2  pixabay.com

Publicidad